Asambleísta es acusado de obligar a cabildera de Sacramento a ir al baño y masturbarse frente a ella

Asambleísta es acusado de obligar a cabildera de Sacramento a ir al baño y masturbarse frente a ella

Pamela López, que trabaja en una oficina de cabildeo asegura que, en 2016, el asambleísta demócrata Matt Dababneh la siguió a un baño, se masturbó frente a ella y la instó a tocarlo. Dababneh ha negado firmemente la acusación.

"Fue Matt Dababneh", le dijo López a The Times en una entrevista en noviembre.

López sacudió el mundo político de California hace siete semanas cuando compartió su relato de un encuentro en Las Vegas, uniéndose a más de 140 mujeres que denunciaron en una carta abierta una cultura "generalizada" de acoso sexual y mala conducta en el Capitolio estatal.

López no había acusado públicamente a Dababneh hasta el lunes, cuando presentó formalmente una queja ante la Asamblea y lo nombró en una conferencia de prensa. The Times había estado preparando un informe sobre sus acusaciones contra Dababneh, y buscó el comentario del asambleísta la semana pasada.

El abogado de Dababneh, Steve Kaufman, dijo a The Times: "Estos eventos no sucedieron". Dababneh dijo que respondería personalmente el lunes, pero aún no ha comentado.

La acusación contra el asambleísta se produce cuando las denuncias sobre el acoso sexual han puesto patas arriba al mundo de la política, el entretenimiento, los medios y la tecnología.

En Sacramento, el asambleísta Raul Bocanegra (D-Pacoima) renunció la semana pasada después de las denuncias de varias mujeres de que hizo avances sexuales no deseados a lo largo de su carrera en el gobierno estatal. El senador estatal Tony Mendoza (D-Los Ángeles) perdió sus posiciones de liderazgo y se enfrenta a una investigación legislativa después de múltiples acusaciones de mala conducta hacia el personal femenino.

Dababneh, que no está casado y con 36 años, es uno de los legisladores más jóvenes de Sacramento, ha tenido un aumento bastante rápido en la política estatal. El nativo del Valle de San Fernando y graduado de UCLA comenzó a trabajar para el Representante de EE.UU. Brad Sherman (D-Porter Ranch) en 2005, y en 2009 se convirtió en el Jefe de Gabinete del congresista en su oficina de distrito.

En 2013, Dababneh ganó por escaso margen una elección especial para su escaño en la Asamblea en un distrito tradicionalmente demócrata que incluye Encino, Tarzana y Woodland Hills. Desde entonces, ha ganado fácilmente la reelección dos veces, impulsado por una cuenta de campaña abundante y una posición de influencia como presidente del Comité de Banca y Finanzas de la Asamblea.

López, de 35 años, le contó por primera vez su historia del encuentro al New York Times en octubre, pero se negó a nombrar al legislador. En una audiencia de la Asamblea el martes sobre la prevención del acoso, ella dijo: "Tengo miedo de recibir represalias en contra".

Ella le dijo a Los Angeles Times en una serie de entrevistas que le preocupaba que nombrar al legislador la convertiría en un chivo expiatorio. También le dijo a The Times que no lo estaba nombrando porque tiene una posición poderosa.

López dijo en las entrevistas que cuando inicialmente contó su historia a los medios, ella deliberadamente tergiversó la ubicación, diciendo que sucedió en un bar en Sacramento. La razón, dijo, era que temía revelar que la verdadera ubicación, (una despedida de soltero en un hotel de Las Vegas), hubiera sido más fácil identificar a Dababneh.

Ahora, le dijo a The Times, la oleada de otras mujeres que se hicieron públicas con acusaciones específicas de acoso sexual en el Capitolio la había impulsado a hacer lo mismo.

Esas mujeres "que compartieron historias que son tan dolorosas y atemorizantes y audaces, han encontrado que deben levantarse y seguir trabajando en una comunidad donde tendrán que ... arriesgarse a enfrentar a su agresor", dijo.

'Pánico' en Las Vegas

López dijo que el incidente ocurrió el 16 de enero de 2016. Alrededor de 50 funcionarios electos y operativos de campaña de las áreas de Sacramento y Los Ángeles se habían reunido para celebrar la próxima boda de unos amigos.

La fiesta del sábado por la noche era en una habitación en el SkyLofts, un hotel boutique en el MGM Grand Resort en Las Vegas. Una invitación revisada por The Times decía  juguetonamente al evento un "Programa de capacitación de liderazgo de base".

Varias personas que estaban allí confirmaron que tanto López como Dababneh asistieron a la fiesta. Hay diferentes versiones de lo que sucedió.

López dijo que estaba allí desde la tarde hasta bien entrada la noche. Dababneh llegó alrededor de las 8 p.m. y se quedó durante unos 90 minutos, según dos personas que asistieron con él.

López dijo que se encontró charlando brevemente con Dababneh, a quien conocía desde meses antes a través de amigos mutuos. Dababneh en ese momento había servido en la Legislatura durante dos años. Su interacción no fue más de tres o cuatro oraciones, dijo López.

Una o dos horas después, López dijo que alguien  “de gran tamaño” la seguía hasta un baño para una sola persona. Dijo que era Dababneh, que mide más de 6 pies de altura. "El peso de ese cuerpo me empujaba al baño. Oí que la puerta se cerraba detrás de mí", dijo López. "Me giré y cuando me di la vuelta, vi que estaba frente a Matt Dababneh y se había desabrochado los pantalones, se había expuesto y había empezado a masturbarse".

 López dijo que se alejó de él, mientras en su mente trataba de entender lo que estaba pasando. "El pánico fue inmenso", dijo.

López  dijo que Dababneh le exigió que le tocara los genitales. "Recuerdo haber pensado, al menos, dejar muy claro que no querías estar aquí", dijo. "No dije nada que le permitiera malinterpretar su negativa".

Dijo que afirmó firmemente que no lo tocaría y lo repitió varias veces. Dijo que luego le pidió que lo tocara en otro lado, incluso que solo apoyara su brazo sobre él.

Ella dijo que Dababneh luego eyaculó en el baño. "Todo el encuentro duró menos de cinco minutos", dijo López.

López dijo que Dababneh inmediatamente le expresó su arrepentimiento e incredulidad. Ella dijo que él le dijo: "No puedo creer que haya hecho eso".

López dijo que, al salir, Dababneh le dijo que no dijera nada. Dijo que le volvió a hacer  la petición y alzó la voz: "No le digas a nadie que esto sucedió".

Dijo que no le contó a nadie en la fiesta lo que había sucedido, temiendo que alguien encontrara a Dababneh y creara una escena.

López dijo que en el transcurso de la velada, tomó varias bebidas alcohólicas, pero que recordaba el incidente en el baño con toda claridad.

Ken Maxey, un amigo de Dababneh que asistió a la fiesta, dijo que vio a López hablar con Dababneh, pero dijo que él no recuerda haber visto al asambleísta dirigirse al baño.

Maxey habló con The Times a petición del legislador en una entrevista facilitada por el abogado de Dababneh. Maxey dijo que estuvo con Dababneh  la "mayor" parte de la noche.

Una segunda amiga, que no quiso ser identificada por temor a que pudiera afectar su trabajo, dijo que también estuvo con Dababneh la mayor parte de la noche. "No veo cómo  haya sido posible", dijo Maxey sobre la acusación de López.

Señaló que el loft en el que se celebraba la fiesta tenía un diseño abierto, lo cual, según dijo, dificultaría que un incidente así pasara desapercibido. "Por la forma en que estaba la sala, alguien habría presenciado eso, en mi opinión, "dijo.

El anfitrión, que no quiso ser identificado, le dijo a The Times que López le envió un mensaje de texto al día siguiente, diciéndole que la había pasado muy bien. "¡Gracias por un gran fin de semana! ¡Johnny y yo estamos ansiosos por asistir a tu boda! ", escribió, refiriéndose a su entonces novio.

López dijo que le contó a su novio, que ahora es su esposo, sobre el incidente el día siguiente. The Times no ha hablado con él.

 Marco Vargas, socio comercial de López en la firma de cabildeo K Street Consulting, dijo que López le dijo a los pocos días de su regreso a Sacramento del viaje a Las Vegas que Dababneh la había empujado al baño y se había masturbado.

Él dijo que discutieron si ella se sentía segura y si el incidente tendría un efecto en su negocio de cabildeo. Vargas dijo que ellos decidieron que probablemente no lo haría porque sus áreas de especialidad -tribus, seguridad pública y educación- tenían poco que ver con Dababneh, que trabaja en asuntos financieros.

 Vargas dijo que su conversación no se detuvo en si López debería informar el incidente, ya sea a la policía o a la Legislatura. "Ella no sentía que hubiera un proceso que protegiera a las mujeres, por lo que no lo hizo", dijo.

The Times también habló con Deanna Johnston, una amiga que dijo que López le contó acerca del encuentro con Dababneh en el baño varias semanas después de que ocurriera.

Cuando López hizo pública su acusación en octubre -21 meses después de la fiesta- diciendo que solo era un "legislador", los principales legisladores rápidamente sopesaron para condenar el comportamiento.

Ambas cámaras preguntaron a López sobre el incidente. "El comportamiento que describió es horrible. Es un crimen ", dijo el portavoz de la Asamblea, Anthony Rendon (D-Paramount) en un comunicado en ese momento. "Si nos damos cuenta de que la persona involucrada es miembro de la Asamblea, contrataremos a una firma externa para que pueda haber una investigación independiente. Y si se determina que el incidente es cierto, le pediré su renuncia inmediata y se buscará  su expulsión si él se niega a renunciar”.

 López dijo que contactó a la policía de Las Vegas hace varias semanas, después de que sus aliados la instaron a comunicarse con ella  para ver cuáles serían sus opciones si decidía presentar cargos criminales.

Ella dijo que el detective con el que habló, cuyo nombre no recordó, no le dijo si la policía abriría una investigación, dado que según su relato no había testigos ni evidencia física. "Pensaba que la policía no me iba a creer, pero quería poder decir que había ido a la policía", dijo.

Aunque los principales legisladores expresaron su preocupación y apoyo, López dijo que se ha enfrentado a “represalias informales“y presión para identificar al legislador.

"Escucho susurros detrás de mí cuando camino por los pasillos del Capitolio ", dijo. "Me siento extraña. Ha habido muchos hombres llamando a mi socio comercial para ver si pueden obtener algún tipo de información sobre mí”. Las víctimas aseguran que existe un sistema defectuoso para denunciar el acoso sexual en el Capitolio de California.

Conversación abierta

Jessica Yas Barker trabajó como subordinada de Dababneh en la oficina del distrito de Sherman Oaks desde junio de 2009 hasta diciembre de 2010. Se unió a López en la conferencia de prensa del lunes. En noviembre, en entrevistas con The Times, Barker recordó que Dababneh hablaba regularmente sobre sus hazañas sexuales y hacía comentarios degradantes sobre las mujeres.

Ella dijo que su comportamiento fue el factor principal en su decisión de dejar su trabajo como representante de campo para el congresista después de 18 meses. Durante el tiempo que estuvo allí, Dababneh hizo frecuentes comentarios inapropiados en el trabajo, incluyendo hablar sobre sus hábitos sexuales. y el atuendo de personal femenino.

En los eventos de trabajo, "miraba alrededor de la habitación y hablaba sobre con quién había tenido relaciones sexuales y con quién no", dijo Barker. "Hablaba constantemente de su destreza sexual".

Barker, ahora de 34 años, dijo que Dababneh la regañó por usar pantalones para trabajar, y asegura que le dijo que vestía "como lesbiana", afirmando que las mujeres deben usar vestidos.

Barker dijo que no informó formalmente las acciones de Dababneh porque no estaba segura de dónde presentar una queja, haciéndose eco de las críticas en las últimas semanas de que el confuso proceso de informes, desalienta a las víctimas.

Dijo que no tenía motivos para creer que Sherman conocía la conducta de Dababneh. Sherman dijo que se reúne anualmente con los empleados para preguntarles sus preocupaciones, y que antes de escuchar la acusación de Barker, nunca había "visto o escuchado" ningún comportamiento inapropiado o menosprecio hacia las  mujeres por parte de Dababneh. "Siempre hemos tenido una política firme contra el acoso sexual. Yo y todo mi personal hemos renovado recientemente nuestra capacitación sobre acoso sexual ", dijo Sherman en un comunicado a The Times. "Personalmente, me siento terrible porque a alguien se le hizo sentir incómodo mientras trabajaba en mi oficina. Estamos redoblando nuestros esfuerzos para asegurarnos de que mis oficinas sean lugares seguros y cómodos para que mujeres y hombres trabajen”.

Dos amigos confirmaron a The Times que Barker les contaba regularmente sobre el comportamiento de Dababneh y que a ella la hacía sentir incómoda.

La antigua supervisora de Dababneh en la oficina de Sherman dijo que ella nunca recibió ninguna queja sobre su comportamiento. La mujer, que habló bajo condición de anonimato, le recomendó que la reemplazara como jefa de personal del distrito cuando se mudó a Washington. La mujer, que habló con The Times a pedido de Dababneh en una entrevista facilitada por el abogado del asambleísta, no estaba en la oficina del distrito regularmente durante el tiempo que Barker trabajó allí.

Un segundo colega, que trabajó en la oficina del distrito cuando Barker estaba allí y habló bajo condición de anonimato, dijo que no recordaba a Dababneh hablando en la oficina sobre sexo, su vida amorosa, vestimenta de mujeres o comentarios generalmente despectivos sobre las mujeres. Esta persona también habló con  The Times a través de Dababneh.

Los créditos muestran que Barker donó $ 199 a un miembro del personal demócrata que compitió contra Dababneh en las elecciones especiales de 2013 para su escaño en la Asamblea. Barker, que trabaja como director de relaciones corporativas para la cadena de televisión independiente Ovation, también se desempeña como presidente de Jóvenes Demócratas del Valle de San Fernando, una organización que en ocasiones ha criticado a Dababneh por no ser lo suficientemente progresista. Barker dijo que su opinión personal sobre Dababneh no fue influenciada por las diferencias políticas. "Me desagradaba el comportamiento de Matt en la oficina y su falta de profesionalismo y su machismo mucho antes de que fuera un funcionario electo", dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°