L.A. considera designar la Mansión Playboy como monumento histórico

L.A. considera designar la Mansión Playboy como monumento histórico

La célebre Mansión Playboy, de Hugh Hefner, en Holmby Hills, podría agregarse a la lista de monumentos históricos y culturales de Los Ángeles.

La casa fue propiedad de Playboy Enterprises desde 1971 hasta el año pasado, aunque el fundador y dueño del imperio de la revista, Hefner, vivió allí hasta su muerte, el 27 de septiembre pasado. La mansión adquirió con el tiempo un estatus legendario como escenario de lujosas fiestas y anécdotas de desenfreno, y como un sitio frecuentado por celebridades populares.

Hefner publicó el primer número de Playboy en diciembre de 1953, que se convirtió en la revista para hombres más vendida e influyente del mundo, y generó una serie de negocios globales exitosos, incluidos los clubes nocturnos.

La mansión fue adquirida por $100 millones de dólares, el año pasado, por el empresario multimillonario Daren Metropoulos, aunque un acuerdo permitió a Hefner vivir allí hasta su muerte. Metropoulos reside al lado.

Un miembro del Concejo Municipal de Los Ángeles presentó este martes una moción para solicitar la designación cultural. El nombramiento como monumento histórico pondría límites a las modificaciones que podrían hacerse a la propiedad, y también evitaría que la mansión sea demolida sin una revisión.

Metropoulos, de 33 años, afirmó después de la venta que planeaba conectar su propiedad y la Mansión Playboy, “para volver el terreno combinado de 7.3 acres a la visión original creada por el arquitecto Arthur R. Kelly y su primer propietario, Arthur Letts Jr., heredero de la tienda departamental, cuyo padre concibió y desarrolló la propiedad de Holmby Hills cuando era el Rancho Wolfskill".

La mansión, de 20,000 pies, cuadrados fue construida en 1927.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
81°