El saldo en Rancho Tehama es de 5 personas muertas, incluido el pistolero, y dos niños heridos

El saldo en Rancho Tehama es de 5 personas muertas y dos niños heridos

Las autoridades describieron una escena caótica en la que un hombre armado en un automóvil robado parecía elegir blancos al azar en el condado rural del norte de California. Dijeron que los disparos parecen haber comenzado como un "incidente de violencia doméstica", pero no proporcionaron mayores detalles.

El pistolero recibió un disparo mortal por parte de agentes del sheriff. El nombre del pistolero no ha sido dado a conocer por la oficina del Sheriff del Condado de Tehama.

Las autoridades dijeron que estaba trabajando con siete escenas de crímenes y que 10 víctimas estaban siendo tratadas por lesiones.

Las autoridades no han podido encontrar el móvil del ataque, pero dijeron que el pistolero parecía disparar al azar y que podría haber tenido algún tipo de disputa con los vecinos.

Los disparos comenzaron unos minutos antes de las 8 a.m. en las calles Bobcat y Fawn en Rancho Tehama, cerca de Red Bluff, a unos 120 kilómetros al noroeste de Sacramento. Las autoridades recibieron una llamada de un "hombre dado de baja", dijeron las autoridades.

Los disparos despertaron a John y Ronda Root, que viven cerca.

Era un sonido al que estaban acostumbrados en el vecindario rural de Rancho Tehama, donde muchas personas poseen pistolas. Se sabe que los vecinos disparan por la noche con cierta regularidad, dijo Ronda Root. Otra vecina, Reta Sweeney, dijo que había estado oyendo disparos de armas de fuego casi todos los días, desde hace poco más de un mes.

Entonces, cuando comenzaron los disparos, John, conocido por sus vecinos como "Big John" estaba enojado. Salió a su porche y comenzó a gritar.

"¡Oye! ¡No me hagas ir a quitarte esa pistola. Son las 7:30 de la mañana!"

Pronto se hizo evidente que el ruido no provenía de una práctica de tiro en la mañana. Los disparos se detuvieron, y luego comenzaron de nuevo, y así sucesivamente. John Root dijo que escuchó al menos tres tipos diferentes de armas de fuego.

"Estaba disparando como loco. Una explosión tras otra", dijo.

Para cuando llegó la policía, los disparos habían cesado y el hombre armado ya había escapado.

El pistolero robó una camioneta F-150 blanca "y empezó a disparar por toda lacomunidad", dijo el ayudante del sheriff del condado de Tehama, Phil Johnston.

 

Las autoridades no dijeron exactamente dónde empezó a disparar, pero dijeron que se extendió a través de siete escenas de crímenes que incluyeron la escuela primaria local a unas dos millas de donde comenzó a disparar. En un momento, dijeron los oficiales, el tirador regresó a Bobcat Lane con la camioneta, pero la estrelló y luego robó un auto sedán y continuó su ataque.

En medio de los dos lugares, las autoridades dijeron que el hombre armado manejó por la calle disparando a casas y automóviles al azar e incluso disparó a una madre que llevaba a su hijo a la escuela y que pasó a su lado.

"Ella llevaba a sus hijos a la escuela, conduciendo por el camino, pasó por el vehículo [del pistolero] y abrió fuego contra ellos sin provocación ni advertencia", dijo Johnston.

Se esperaba que el niño, que estaba sentado en el asiento trasero, sobreviviera. Sin embargo, su madre sufrió lesiones que "ponen en riesgo su vida", dijo Johnston.

En la escuela, el hombre armado disparó contra edificios desde el exterior, dijo Johnston. Un niño en un salón de clases fue herido, pero sobrevivió.

Ningún niño estaba entre los muertos, dijo. Tampoco había un motivo aparente para el asalto.

"No conocemos ninguna conexión real con ninguna de las víctimas", dijo. "La mayoría de las víctimas en este caso parecen ser selecciones aleatorias".

"Todo terminó en unos 45 minutos", dijo el ayudante del sheriff Phil Johnston.

Un rifle semiautomático y dos pistolas fueron recuperados después de que los agentes dispararon y mataron al pistolero.

"Debo decirles que estoy personalmente agradecido a los hombres que se enfrentaron a este sospechoso", dijo Johnston.

Tiffany Rodgers, de 33 años, dijo que la comunidad de 1,200 es muy unida, y que se reúnen incluso para celebrar un desfile de Navidad, aunque no requieren colocar decoraciones. Ella y su esposo han vivido aquí siete años, criando a cuatro niños en una granja y dirigiendo uno de los pocos negocios en la comunidad, una pequeña cafetería y una tienda de sándwiches detrás de una tienda de segunda.

El servicio de teléfono celular es en gran parte inexistente.

Los residentes confían en una página de grupo de Facebook para compartir noticias, realizar pedidos de ingredientes prestados al cocinar y publicar lo que escuchan en el escáner policial.

Mientras su esposo estaba afuera de su cafetería tratando de localizar el origen de los disparos más allá de los árboles al otro lado de la carretera, ella fue a la página de Facebook, y vio las advertencias de que había un tirador activo.

 

"Escuchamos 20 disparos más. Podíamos escuchar a los niños gritando agáchense. Podía escuchar a los niños gritar. Pude escuchar conmoción y disparos ", dijo.

"En ese momento mi esposo y el equipo de la carretera cruzaron la calle, y pudimos ver a un tipo en la pista de aterrizaje pidiendo ayuda, a la mitad del camino. Oímos un chillido de un automóvil, algunos disparos más, y un perro aullando “, continuó su relato.

Un auto plateado pasó a gran velocidad junto a nosotros colina arriba con una ventana rota por un disparo. Aproximadamente tres minutos después de eso, el sheriff logró llegar hasta aquí... "Podíamos oír todo, aquí es muy silencioso". Entonces pudimos escuchar el tiroteo. Mínimo 10 disparos. Después de ese intercambio principal no volví a escuchar nada. -Hizo una pausa-. Solo quisiera asegurarme de que a esta ciudad no se le haga mala fama. Esto sucede en todas partes ", dijo.

Y agregó: “Espero que no salgan con el tema de que es porlas armas. Tengo armas. Yo llevo a mis hijos a disparar. Es la persona. y algunas veces simplemente suceden cosas malas. "No es el arma, no es una enfermedad mental. No es nada, es solo algo desafortunado".

Cinco de las víctimas del tiroteo fueron llevadas al Enloe Medical Center y tres han sido dadas de alta desde entonces, dijo el hospital.

Dignity Health dijo que sus instalaciones recibieron cinco víctimas y dos fueron transferidas a otros hospitales. "Hemos reunido nuestros recursos, incluidos personal y especialistas, y estamos trabajando en estrecha colaboración con las instalaciones y agencias locales para ayudar durante esta emergencia", dijo Dignity Health en un comunicado.

Los vecinos y propietarios de negocios dijeron que escucharon al menos 100 disparos. "Pensé que esto solo sucede en lugares como Los Ángeles o Nueva York", le dijo a Los Angeles Times José García, propietario de La Fortune Convenience.

El señor. Ferreira, quien tiene un hijo en la escuela, le dijo a KRCR-TV que escuchó una serie de disparos a través de la ventana de un salón de clases y vio a un niño herido en el pie y en el pecho y un segundo estudiante herido en el brazo. Ambos estaban alertas y conscientes, dijo.

El gobernador  Jerry Brown emitió un comunicado expresando su conmoción por la violencia. "Anne y yo estamos tristes por la violencia de hoy en el condado de Tehama, que sorprendentemente involucró a los estudiantes. Ofrecemos nuestras condolencias a las familias que perdieron a sus seres queridos y nos unimos a todos los californianos en esta pena", escribió.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°