La marihuana recreativa es legal. Pero fumar en público y conducir bajo el efecto no lo es, advierte LAPD

A medida que Los Ángeles avanza hacia la venta de marihuana recreativa, uniéndose a las ciudades de todo el estado, la policía lanzó una severa advertencia.

Sí, la marihuana será legal para vender (y comprar, consumir y cultivar). Pero hay límites. Y el Departamento de Policía de Los Ángeles hará todo lo posible para a hacerlos cumplir.

"Déjenme ser claro", dijo el martes el subdirector Michel Moore. "El uso de la  marihuana debe hacerse de manera responsable y consistente con la ley".

¿Qué no está permitido? Conducir bajo la influencia de la marihuana. Consumir marihuana en público. Comprar o consumir cannabis recreativo por alguien menor de 21 años.

 

"Esas son todas acciones ilegales", dijo Moore. "Y el departamento tomará medidas enérgicas para hacer cumplir la ley".

Los comentarios de Moore se produjeron un día después de que la venta de marihuana recreativa se legalizara en California, una decisión aprobada por los votantes que ha presentado desafíos para la policía y los líderes de la ciudad en todo el estado mientras deciden cómo manejar al sector de ventas al menudeo.

La mayoría de las ciudades de California aún no han legislado la venta comercial de cannabis. Otras, incluida L.A., se apresuraron a aplicar políticas y procedimientos antes de la fecha límite de enero.

Los Ángeles, la ciudad más grande del estado, decidió que permitiría la venta de marihuana recreativa, pero todavía no ha comenzado a aprobar los negocios de marihuana para esas transacciones luego de que el Concejo Municipal respaldara una serie de nuevas regulaciones en diciembre.

Mientras largas filas de clientes serpenteaban afuera de las tiendas de marihuana desde Sacramento hasta San Diego el lunes, y nuevamente el martes en West Hollywood, los dispensarios de L.A. tuvieron que esperar.

"Vamos a hacer esto al estilo de Los Ángeles", dijo Cat Packer, jefe del Departamento de Regulación del Cannabis de la ciudad. "Eso significa que vamos a tener que hacer esto de manera responsable. Y si eso significa que comenzamos este proceso unos días más tarde,no hay problema".

Los dispensarios de marihuana medicinal existentes en L.A. que han estado siguiendo las reglas de la ciudad deberían poder comenzar a aplicar el miércoles y se espera que reciban algún tipo de aprobación temporal de la ciudad rápidamente, algunos podrían tenerlos para el lunes, dijo Packer.

Según las reglas de la ciudad, se supone que están protegidos mientras obtienen sus licencias.

Pero la falta de autorización local ha dejado a algunos dispensarios de marihuana medicinal nerviosos sobre si podrían estar en riesgo antes de que se les otorgue la aprobación. Y no está claro cuándo la ciudad comenzará a aprobar otros tipos de negocios de marihuana, incluidos los productores de marihuana existentes y los fabricantes que suministran a los dispensarios.

Alex Traverso,  de la Oficina de Control de Cannabis del estado, dijo el martes que la agencia está preparada para tomar medidas contra las tiendas que no tienen licencias adecuadas. La oficina, dijo, estaba lista para investigar quejas y realizar verificaciones de cumplimiento "en cualquier momento".

Moore dijo que el enfoque del LAPD para las tiendas de marihuana medicinal no necesariamente cambiará, incluso si las tiendas aún no tienen la aprobación local requerida bajo las nuevas reglas.

 

De lo contrario, las tiendas respetuosas de la ley podrían seguir vendiendo marihuana medicinal, dijo Moore. Si el buró de cannabis del estado pidiera al Departamento de Policía de Los Angeles que adoptara medidas coercitivas contra ellos, el departamento decidiría si se trata de un "uso apropiado de nuestros recursos" dadas las circunstancias.

Tanto Moore como Packer reconocieron que hay un periodo de ajuste, a medida que los residentes, las empresas y la policía se acostumbren a las nuevas reglas.

Algunos elementos de esas leyes se matizan, dijo Moore. Por ejemplo, las personas pueden cultivar marihuana, pero no más de seis plantas a la vez, y solo en espacios cerrados con llave y no a la vista del público.

 Y los conductores pueden tener marihuana en sus vehículos, pero deben guardarla en un contenedor en el maletero.

El Departamento de Policía de Los Ángeles está trabajando para educar a los oficiales a través de boletines escritos y durante las reuniones diarias. El departamento también está trabajando con el Departamento de Salud del condado y otras agencias para determinar las "consecuencias previstas e imprevistas" que el uso legal de la marihuana recreativa podría tener sobre la seguridad pública, dijo Moore. "Esto es algo nuevo también para nosotros", dijo Moore.

También fue un nuevo día en West Hollywood el martes. Fuera de la tienda MedMen en Santa Monica Boulevard, el ambiente era festivo y la cola era larga. Llevando camisetas que decían "Es legal", los empleados de MedMen revisaban las identificaciones en la puerta y estampaban plantas de marihuana roja en las manos de los clientes.

Los guardias evitaron que la tienda se llenara y solo permitieron el ingreso de cinco clientes a la vez. Los clientes tomaron selfies mientras esperaban su turno.

 

"Estoy abrumado por los productos", dijo Becky Filer mientras miraba el bálsamo labial con infusión de hierba, miel y tés.  Filer, una residente de Nueva York, estaba de vacaciones en California cuando las ventas recreativas se legalizaron. Fue "el momento perfecto", dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group