Marcha por la libertad de los indocumentados en el Día de la Independencia de EE.UU.

Marchan en pro de una reforma migratoria en el centro de Los Ángeles

Cerca de 350 indocumentados y activistas de grupos migratorios marcharon el sábado en el centro de Los Ángeles por su "independencia" y por una vida libre de "miedo" durante la celebración del 4 de Julio.

La manifestación, promovida por la Coalición Millones de Voces por la Reforma, buscó llamar la atención sobre las limitaciones que sufren las personas indocumentadas, coincidiendo con la celebración del día de la Independencia nacional.

"Es un día muy significativo para Estados Unidos, y es muy significativo para todos los mexicanos que estamos viviendo aquí, y para muchas personas que están aquí sin documentos por más de 30 años", declaró  Gloria Saucedo, directora de Hermandad Mexicana de Pacoima, una de las organizadoras.

Los activistas destacaron que al recordar la fecha en que las primeras colonias firmaron su independencia, al marchar hoy, los inmigrantes indocumentados manifiestan igualmente su deseo de vivir libremente en el país.

Entre los participantes estuvo Pedro Rivera, padre de la famosa artista fallecida Jenni Rivera y quien presentó un grupo musical para animar la protesta, que se realizó bajo un sol inclemente.

"Yo fui inmigrante desde 1976 cuando atravesé por Yuma, Arizona, y entiendo el sufrimiento de la gente: muchos quedan en el camino los coyotes abusan de las mujeres y es una vida muy dura, son muchos los sufrimientos", comentó el patriarca del clan musical de los Rivera.

"Y luego cuando llegamos a los Estados Unidos, todo mundo nos humilla y nos ataca y es por eso estamos aquí tratando apoyar a la gente que todavía no tiene su documentación", explicó Rivera.

La manifestación se congregó en la mañana en la esquina formada por las avenidas Broadway y Olympic, lugar común de reunión de las marchas de los trabajadores para la celebración del Primero de Mayo, y recorrió cerca de dos millas para concluir frente al Edificio Federal Edward Roybal.

Representantes de grupos pertenecientes a la Coalición Millones de Voces por la Reforma acudieron desde Oxnard, Santa María, el Valle de San Fernando y de otras áreas metropolitanas de Los Ángeles.

Los manifestantes pidieron que se autorizara la aplicación de la Acción Diferida para la Responsabilidad de los Padres (DAPA, en inglés) y la ampliación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) suspendidos por una decisión judicial.

También solicitaron que el Congreso apruebe una reforma de inmigración que les ofrezca una vía de legalización a los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen en los Estados Unidos.

"Estamos hoy aquí para decir que nosotros seguimos en la lucha y seguimos cumpliendo, aunque no tenemos permiso de trabajo y continúan las separaciones de las familias y existe el miedo por las deportaciones", concluyó Saucedo.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°