LAUSD quiere $1 más diario por estudiante para programas extraescolares

LAUSD quiere $1 más diario por estudiante para programas extraescolares

Sólo un dólar más. Eso es lo que los legisladores de California piden: un dólar más al día por cada alumno para implementar programas extraescolares en el estado.

Esa cantidad incrementaría la cifra que reciben diariamente de $7.50 a $8.50, lo cual significaría un incremento de $73.26 millones para el año escolar 2016-2017. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) recibiría cerca de $10 millones más para programas para después de escuela.

El estado ha asignado la misma cantidad de dinero para los programas extracurriculares (o para ‘después de la escuela’) en todo el estado desde el 2006 a través del Programa Extraescolar de Seguridad y Educación (ASES, por sus siglas en ingles), que los votantes aprobaron en 2002 a través de la Proposición 49.

Estos programas permiten que los padres trabajen tiempo completo mientras sus hijos se encuentran en un ambiente seguro, y proporcionan el apoyo académico y extracurricular que los estudiantes no podrían recibir en su casa, afirmó el concejal David Ryu en una conferencia de prensa el viernes pasado, luego de que el Concejo Municipal aprobara una resolución de apoyo al aumento.

En los últimos diez años el costo de vida ha aumentado, y el LAUSD ha adoptado el salario mínimo más alto, de $15 por hora, que entrará en vigor en julio próximo. El programa distribuyó hasta $550 millones de dólares anuales a las escuelas de todo el estado; el LAUSD recibió $78.6 millones para este año escolar.

ASES financia programas de actividades extraescolares para alrededor de 82,500 estudiantes de primaria y secundaria del distrito, que comprenden desde tutoría, deportes y arte. Este año, el LAUSD también utilizará alrededor de $ 7.2 millones del fondo general del distrito escolar para dar cabida a más estudiantes.

Pero a medida que los costos de estos programas aumentan, mientras la financiación permanece igual, los proveedores deben reducir gradualmente sus ofertas. Por ejemplo, L.A. Best es el mayor proveedor del distrito de Los Ángeles para programas extraescolares. Se trata de una asociación pública-privada que obtiene la mayor parte de sus fondos de ASES. La organización ofrece sus servicios en 194 escuelas, pero ha debido reducir las excursiones y la formación del personal en los últimos años, comentó Eric Gurna, su presidente y CEO.

“Sólo tenemos los dólares para pagar por el tiempo que el personal está con los niños”, afirmó Gurna. “Hemos tenido que reducir la formación básica en torno a la seguridad, reportes de abuso infantil y las prácticas esenciales para desarrollo de la juventud”. La instrucción extra es necesaria para ellos, ya que suelen contratar a jóvenes de las comunidades donde trabajan, y éstos necesitan aprender cómo desempeñarse de forma correcta con niños después de clases.

El viernes, el Concejo de la ciudad de Los Ángeles aprobó la resolución AB 2663, de apoyo al proyecto. Fue un gesto simbólico y sin un verdadero peso, pero pone presión en la Legislatura para aprobar el proyecto de ley, que proviene de la ciudad con el distrito escolar más grande del estado.

Estos programas impiden que algunos estudiantes vayan de la escuela a la prisión, aseguró el jefe de Departamento de Policía Escolar de Los Ángeles (LASPD), Steven Zipperman, durante la conferencia de prensa realizada el viernes. “Si no están en los programas extraescolares por la tarde, entonces estarán afuera, en las calles, donde pueden convertirse en una víctima, o ser sospechosos más adelante”, aseveró Zipperman.

El presupuesto planteado por el gobernador Jerry Brown aumenta la financiación estatal para grados desde el K hasta el 12 a través de la Fórmula de Control Local de Financiación (LCFF, por sus siglas en inglés), que da a los distritos locales más poder para decidir cómo gastar el dinero del estado y asigna fondos adicionales para estudiantes de bajos ingresos y vulnerables. Sin embargo, los funcionarios del LAUSD escribieron en una carta dirigida al gobernador en septiembre diciendo que esos dólares todavía son limitados, y que hay demasiadas obligaciones en la escuela durante el día de clases, por lo cual es necesario que haya dinero de LCFF para la financiación de los programas extraescolares.

La oficina de Brown se declinó a hacer comentarios sobre el proyecto de ley. Sin embargo, el gobierno se opone a los aumentos estatales para financiar programas extraescolares, ya que vendrían de la misma fuente de dinero que los fondos de LCFF, afirmó el portavoz del Departamento de Finanzas, H.D. Palmero. Por lo tanto, un aumento de dinero para programas extracurriculares significaría una disminución en dólares de LCFF.

Un dólar más es una gota en el mar, pero ayuda, aseguró Álvaro Cortés, director ejecutivo de Beyond the Bell, el departamento distrital de programas extracurriculares. Cortés dijo que el mayor aumento de los costos proviene del salario mínimo de $15 por hora que se requerirá que el distrito pague a los empleados a partir de este verano, así como de continuos incrementos de la asistencia sanitaria y los suministros. “Eso [un dólar extra] podría ser una solución de urgencia. Pero se necesitan soluciones a largo plazo también”, añadió Cortés. “No podemos pedir un dólar más cada par de años”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°