La policía investiga una aparente falsificación de calificaciones en una charter de West L.A.

La policía investiga una aparente falsificación de calificaciones en una charter de West L.A.

Luego de que la Universidad de Miami advirtiera que algo faltaba en la hoja académica de una solicitud de admisión, la policía de Los Ángeles investiga cómo la computadora de una preparatoria charter pudo haber sido utilizada para cambiar las calificaciones de tres alumnos.

Cuando la universidad alertó a New West Charter, en West Los Ángeles, acerca de una aparente falsificación de calificaciones, la escuela presentó una denuncia en marzo pasado ante el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) donde se sugería que un estudiante o varios de ellos pudieron haber obtenido la contraseña de un consejero y haber ingresado en el sistema informático de la escuela varias veces para cambiar las calificaciones de curso de tres alumnos, dos de los cuales son hermanos.

Funcionarios escolares sostuvieron que las transgresiones ocurrieron en noviembre de 2015, incluidos los dos días de vacaciones por el Día de Acción de Gracias, según confirma una orden de cateo policial obtenida por The Times.

Las calificaciones de un estudiante fueron alteradas a principios de noviembre. En tanto, las de los dos hermanos fueron modificadas durante las antedichas vacaciones, por una computadora que, aparentemente, estaba localizada en Great Neck, N.Y.

Las autoridades escolares informaron a la LAPD que, al cuestionar a los hermanos acerca de la modificación las calificaciones, los jóvenes dijeron que estaban en Nueva York durante ese período, y negaron cualquier implicación en los hechos.

A la policía se le concedió una orden de cateo para obtener más información sobre las direcciones IP específicas vinculadas con la transgresión, citando las disposiciones de la ley que calificarían este posible cambio de calificaciones como un delito grave. La policía declinó hacer comentarios acerca de la investigación.

Las autoridades de New West Charter también mantuvieron un total hermetismo al respecto. "Como escuela charter autorizada, contamos con procedimientos específicos para hacer frente a cualquier tipo de problema que pueda surgir y, francamente, es lo que estamos haciendo", aseguró Sharon Weir, directora de la institución.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°