Escuela charter recibirá $7.1 millones como compensación en un caso contra el LAUSD

Escuela charter recibirá $7.1 millones como compensación en un caso contra el LAUSD

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) deberá pagar $7.1 millones de dólares a una escuela charter del Valle de San Fernando por no haberle proporcionado espacio para salones de clase libres de renta, lo cual constituye una violación de la ley estatal.

Los distritos escolares deben compartir salones de clases y otras instalaciones con las escuelas charter pero, por tres años desde 2007, Ivy Academia Entrepreneurial Charter no recibió suficiente espacio para sus 1,100 estudiantes.

La aprobación de una charter requiere el arbitraje de disputas legales.

En su fallo por escrito, el mediador John Zebrowski afirmó que la falla del distrito para cumplir con la ley ocasionó un daño a los niños que asistieron a la escuela charter durante esos años, ya que obligó a la institución a usar parte del dinero destinado a los programas educativos para arrendar un edificio. Zebrowski señaló que los estudiantes resultaron aún más dañados debido a que el edificio alquilado por la charter era de inferior calidad que el que deberían haber recibido por parte del LAUSD.

Las escuelas charter son financiadas públicamente, pero funcionan de forma independiente.

Ivy Academia pagó $3 millones de dólares por alquiler y otros costos desde 2007-al 2010, pero el mediador aclaró que el LAUSD es responsable de obtener más dinero, ya que la propiedad que se negó a la charter tenía un valor más alto. El distrito también deberá pagar a la escuela $650,000 en honorarios de abogados.

“Ivy se vio obligada a improvisar múltiples instalaciones privadas que eran inferiores y que no tenían campos de juego, bibliotecas, laboratorios de ciencias permanentes y suficiente espacio para los estudiantes de educación especial”, señaló en un comunicado Paul Minney, abogado de la escuela.

El LAUSD reconoció que no proporcionó a Ivy Academia el espacio al que tiene derecho bajo la Proposición 39, la cual requiere que los distritos ofrezcan a las charter instalaciones razonablemente equivalentes a las que tienen los estudiantes en las escuelas públicas tradicionales.

David Huff, abogado que representa al distrito escolar, añadió que el LAUSD simplemente no tenía el espacio durante los años en que debió cumplirlo. Huff también se refirió a un caso delicitivo que, en abril de 2013, halló que dos de los líderes de Ivy Academia habían sido culpables de malversación de fondos públicos.

De acuerdo con los fiscales de ese caso, Yevgeny “Eugene” Selivanov negoció el arrendamiento de 10 años de un edificio por el que pagaban $ 18,390 al mes, pero después le cobró a la escuela $43,870 mensualmente para subarrendar la propiedad. “El distrito tiene la teoría de que si hubiéramos hecho una oferta conforme al espacio… Ivy nunca habría aceptado porque habría terminado con su beneficio de $ 25,000 al mes”, remarcó el abogado.

Pero el mediador señaló que el distrito no pudo probar que la charter habría rechazado tal oferta. Finalmente, ninguna de las partes puede reclamar una victoria completa.

Ivy había pedido $24 millones del distrito, mientras que el LAUSD  argumentó que la escuela no tenía derecho a recibir ningún dinero en virtud de la ley .

El distrito puede apelar el resultado en la Corte Superior de Los Ángeles .

zahira.torres@latimes.com

Para más noticias de Educación, sígame en Twitter, @zahiratorres.

Traducción: Diana Cervantes.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
50°