Desmantelamiento clandestino de vehículos latente en California

Desmantelamiento clandestino de vehículos latente en California

El desmantelamiento clandestino de autos es un acto criminal que le puede ocurrir a cualquier propietario en cualquier momento, señala el Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV).

De acuerdo a la agencia estatal, desde el año pasado investiga estos casos tras la aprobación de una ley que le otorga el poder.  

De los 28 millones de vehículos registrados en California, alrededor de 1.2 millones se eliminan anualmente. De éstos, aproximadamente 360 mil (30 por ciento) son desmantelados de forma ilegal, enfatiza la ley AB-1858.

Como parte del esfuerzo por combatir el crimen, el DMV realiza operativos y advierte a los criminales que les está siguiendo la pista, y no van a poder continuar con sus fechorías. Asimismo, la agencia le pide a la comunidad reportar este delito.

“Es contra la ley que alguien se dedique a desmantelar vehículos sin tener un negocio establecido, que no cumpla con ciertos requisitos y no tenga una licencia o permiso temporal emitido por el Departamento de Vehículos Motorizados”, dijo Frank Álvarez, jefe de Investigaciones del DMV.

La institución gubernamental lanzó un operativo este fin de semana en 35 localidades en los condados San Luis Obispo y Santa Bárbara.

Durante ese operativo, los investigadores emitieron 14 multas a individuos que se dedican a esta actividad clandestina sin contar con los permisos y la licencia necesaria para hacerlo, entre otras irregularidades.

Aquellos que desmantelan automóviles de forma fraudulenta operan en la economía informal, ignoran las leyes ambientales, no cuentan con seguro.

Tampoco cumplen con los requisitos de seguridad en el lugar de trabajo y evitan pagar impuestos. Mas aún, este crimen invita al robo de autos, dice la agencia.  

“Queremos que los desmanteladores clandestinos de vehículos sepan que el DMV tiene un equipo de agentes del orden, que continuamente aplica la ley y enfoca sus recursos en áreas problemáticas en todo el estado”, sostiene Álvarez.

El equipo de investigadores,  especializado en combatir este tipo de violaciones, conocido como el Vehicle Dismantler Industry Strike Team, inspeccionó algunos negocios sospechosos de estar involucrados en el desmantelamiento clandestino en el área de Nipomo Mesa.

Dicha área incluye las ciudades de Santa María, Arroyo Grande, Lompoc, San Luis Obispo y Paso Robles.

Los investigadores encontraron vehículos que estaban en el proceso de ser desmantelados por individuos que no contaban con el permiso necesario.

Durante el operativo, el equipo se enfocó en verificar si los negocios cumplían con las leyes y reglamentos estatales, así como leyes ambientales.

Además, los investigadores realizaron inspecciones de los números de serie de los vehículos y examinaron los números de los motores y las matrículas para recuperar vehículos o componentes y partes robadas.

Para llevar a cabo el operativo, el equipo especial del DMV obtuvo información de las agencias estatales y locales sobre la ubicación de lugares que desmantelan automóviles clandestinamente.

El equipo especial colaboró con DTSC. Además, el equipo trabajó con San Luis Obispo County Auto Theft Task Force, National Insurance Crime Bureau y el Alguacil del Condado de San Luis Obispo para llevar a cabo estas operaciones policiales.

En caso de sospechar el desmantelamiento clandestino de vehículos, el público puede reportar dicha actividad ilícita a la División de Investigaciones del DMV a través de un formulario por internet.

También puede visitar la página de internet del DMV www.dmv.ca.gov para reportar posibles abusos.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°