Personal del diario Capital Gazette que sufrió tiroteo marcha en el desfile del 4 de Julio

EFE

La plantilla del diario Capital Gazette, que el pasado jueves fue objeto de un tiroteo en el que murieron cinco de sus compañeros, participó hoy en el desfile que las autoridades de Annapolis (Maryland) organizan cada año para festejar el 4 de Julio, Día de la Independencia.

Entre los aplausos de los vecinos, los empleados del periódico tomaron parte de la celebración, a pesar de no contar con ningún tipo de atrezo, con el propósito de transmitir a sus vecinos su creencia de que "con el tiempo, todo volverá a estar bien", según había explicado la dirección del diario horas antes.

El periódico anunció la intención de sus empleados este miércoles en un editorial en el que manifestaba que la decisión de tomar parte de la comitiva obedecía al hecho de que, "a regañadientes", los miembros del periódico se han convertido en "un símbolo, quizás para siempre".

"No estaremos ahí por aquellos que están molestos con el presidente o por aquellos que están molestos con la gente que está enfadada con el presidente. Ni siquiera aquellos dentro del ámbito del periodismo que nos han dado un apoyo que nos ha dejado sin aliento son la razón por la que marcharemos", señalaba el texto que concluía: "Estaremos ahí por ustedes, nuestros lectores".

El diario apuntaba que se les haría "extraño" a los periodistas el participar en el evento, ya que "se sentirían fuera de lugar al formar parte del desfile en vez estar fuera tomando notas o grabando imágenes".

La historia de este pequeño periódico local cambió para siempre el pasado jueves cuando, poco después del mediodía, Jarrod Ramos entró en la redacción armado con una escopeta de cañón largo y abrió fuego contra los periodistas allí presentes.

Ramos, que fue detenido poco después del suceso, se enfrenta ahora a cinco cargos de asesinato por las muertes de Gerald Fischman, Rob Hiaasen, John McNamara, Rebecca Smith, todos ellos periodistas, y de la agente de ventas Wendi Winters.

A pesar de que de forma vengativa Ramos atentó contra el derecho a la información, por la cobertura que el Capitol Gazette dio años atrás a su condena por acoso a su entonces pareja, la reacción del presidente, Donald Trump, quien no mantiene una buena relación con los medios, fue criticada por ser excesivamente tibia.

Finalmente este martes, cinco días después de los hechos, el mandatario ordenó que las banderas de la Casa Blanca y demás edificios públicos de Washington ondearan a media asta en honor a los cinco fallecidos.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°