Marchas en memoria a César Chávez reivindican derechos de los inmigrantes

Más de una decena de marchas celebradas hoy en EE.UU. en memoria del natalicio del líder campesino César Chávez ejercieron de plataforma reivindicativa de los derechos de los trabajadores inmigrantes.

En por lo menos diez marchas desarrolladas en California, Texas y el estado de Washington, los participantes contrapusieron el legado del líder sindical, nacido el 31 de marzo de 1927, con las medidas migratorias de la Administración Trump, que afectan en especial a los trabajadores agrarios, muchos de ellos indocumentados.

"Marchamos para celebrar la vida de César Chávez y contra todas las leyes antiinmigrantes que el presidente Trump está firmando", manifestó un trabajador de los cultivos de fresas en la ciudad californiana de Salinas, y que solo se identificó como Luis.

En California, el corazón de la industria agrícola estadounidense, las marchas se realizaron en Caléxico, Coachella, Delano, Livingston, Madera, Oxnard, Salinas y Santa Rosa, y contaron cada una de ellas con cientos de trabajadores.

Hilario Torres, uno de los organizadores de la "Marcha por la justicia" en Coachella, resaltó la participación de campesinos y familiares para reflejar la "fuerza" de este colectivo, especialmente en momentos en que los trabajadores indocumentados sienten el temor de ser deportados.

En esta ciudad, unos 300 trabajadores agrícolas marcharon al compás de música ranchera y portando pancartas en las que se leían mensajes como "Nosotros te alimentamos", en alusión al papel de la mano de obra inmigrante en los campos de cultivo del país.

El legado del líder campesino, nacido en Yuma (Arizona), fue igualmente recordado en una misa celebrada en español este mediodía en la catedral de Los Ángeles, presidida por el arzobispo José Gómez, un férreo defensor de la comunidad inmigrante.

La celebración eucarística contó con la presencia de 50 trabajadores campesinos, algunos de ellos participantes en las históricas marchas dirigidas por Chávez.

Durante el oficio, Paul Chávez, hijo del líder campesino y presidente de la Fundación César Chávez, destacó la "importante lucha pacífica" llevada a cabo por su padre a través de marchas, huelgas de hambre y boicot.

"Estamos unidos contra el mensaje de odio que Trump inició contra los inmigrantes", fue el mensaje de muchos de los participantes de la marcha desarrollada en Sunnyside, en el estado de Washington, y que llevó por nombre "Trabajadores agrarios contra Trump".

En San Juan, Texas, la filial del sindicato Unión de Campesinos (UFW) organizó el sábado una manifestación "por la resistencia comunitaria", con la participación de cientos de trabajadores y encabezada por cerca de 50 niños, hijos de campesinos locales.

En esa marcha, Guadalupe Bocanegra marchó cargando una cruz de madera que elaboró en honor a su padre, un sindicalista agrario local.

En Tucson, Arizona, la Coalición por el Día Festivo César E. Chávez efectuó una marcha celebrada también el sábado, con la participación de Alejandro Chávez, nieto del activista campesino.

"César una vez nos dijo: 'Hay suficiente amor y buena voluntad en nuestro movimiento para darle energía a nuestra lucha, y todavía tener suficiente para romper y cambiar el clima de odio y miedo a nuestro alrededor'", recordó con motivo de las convocatorias Arturo Rodríguez, presidente de la Unión de Campesinos (UFW).

Rodríguez, quien acompañó a Chávez en sus luchas por los derechos de los trabajadores agrarios en la década de 1960, invocó que las manifestaciones se realizan de manera pacífica y hasta el momento no se han reportado incidentes.

César Chávez fundó a comienzos de la década de 1960 la Asociación de Trabajadores del Campo (NFWA, por su sigla en inglés), que más tarde se convertiría en el sindicato Unión de Campesinos y con el que luchó por los derechos de este gremio y por obtener mejores salarios.

A Chávez, que falleció en 1993 en San Antonio (Arizona) y se hizo famoso por defender el eslogan "Sí, se puede", se le reconoce como un líder de los derechos civiles y por su lucha pacífica.

En 2014, el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama (2009-2017), declaró el 31 de marzo el "Día de César Chávez".

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°