Alarmante aumento global de refugiados

El número de personas desplazadas por conflictos en todo el mundo creció a un récord de 59,5 millones

Siria adelantó a Afganistán el año pasado como el país del que procedían más refugiados, mientras que el número de personas desplazadas por conflictos en todo el mundo creció a un récord de 59,5 millones, indicó el jueves la agencia de refugiados de Naciones Unidas, ACNUR.

Dadas las crisis en Siria, Irak, Yemen, Burundi y otros lugares, el alto comisionado para los Refugiados, Antonio Guterres, no espera mejoras en 2015.

"Hay una multiplicación de nuevas crisis", dijo. "La crisis de Irak-Siria adquirió la dimensión de una megacrisis, y al mismo tiempo las antiguas crisis no tienen soluciones".

El informe de ACNUR se conoce mientras Europa busca cómo gestionar la oleada de migrantes que cruza el Mediterráneo huyendo de los combates en Siria, Libia y otros lugares.

ACNUR estima que un total de 59,5 millones de personas en todo el mundo se habían visto desplazadas por conflictos al terminar el año pasado, incluidas 38,2 millones de desplazados dentro de sus propios países. Eso supone un aumento desde los 51,2 millones de 2013, que en su momento marcó un récord desde que la ONU empezó a contabilizar el dato a principios de la década de 1950.

El número más alto era el de Siria, de donde procedían 11,6 millones de los desplazados.

La agencia contó a casi 3,9 millones de refugiados sirios en 107 países el año pasado, en el cuarto año de guerra civil en el país. Siria adelantó así a Afganistán, que durante más de 30 años fue la mayor fuente de refugiados del mundo y ahora quedó relegada al segundo lugar con 2,6 millones de personas.

El vecino al norte de Siria, Turquía, se convirtió en el país con más refugiados acogidos, 1,59 millones de personas. Pakistán, que ocupó ese puesto durante más de una década, quedó en segundo lugar con 1,51 millones de personas.

Durante el año pasado, sólo 126.800 refugiados volvieron a sus países de origen, el número más bajo desde 1983. Los países a los que regresó más gente fueron Congo, Mali y Afganistán.

Guterres dijo estar alarmado por "una impactante aceleración" en la cantidad de gente obligada a dejar sus hogares en los últimos años.

Muchos de los que huyeron siguen añorando el hogar.

Maher Al Jedrawi, uno de los muchos sirios que escaparon a Turquía, dijo en una entrevista reciente con Associated Press que deseaba volver a su país, un sentimiento que, afirmó, comparten millones de personas. Él, un supervisor de almacén de 40 años, rechazó la etiqueta de "refugiado".

"Ojalá nuestro hogar se reconstruya y estabilice de nuevo", dijo. "Estaré entre los primeros que vuelven. No hay un lugar como el hogar".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
62°