A revisión masiva más de 34 millones de autos

El fallo se localiza en los infladores de los airbags producidos en una de las plantas de Takata en México

El fabricante de airbags japonés Takata expresó hoy su satisfacción con el acuerdo alcanzado en Estados Unidos para llamar a revisión a más de 33 millones de coches por los problemas en los dispositivos de la compañía.

La llamada de revisión acordada en la víspera por el fabricante y la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) se considera la mayor y más compleja en la historia del automóvil.

"Estamos satisfechos de haber alcanzado un acuerdo con la NHTSA, que es un paso adelante para avanzar en seguridad y en reinstaurar la confianza de los fabricantes de coches y de los conductores", dijo en un comunicado el presidente de la compañía, Shigehisa Takada.

"Hemos trabajado en profundidad con la NHTSA y nuestros clientes del sector de la automoción durante el último año para recolectar y analizar multitud de datos sobre pruebas de cara a favorecer acciones que beneficien a todas las partes y, sobre todo, que mejoren la seguridad en la conducción", prosigue el texto.

Muchos analistas han criticado que Takada, nieto del fundador de la empresa, se haya mantenido en la sombra y haya evitado transmitir en público mensajes tranquilizadores desde que las autoridades estadounidense comenzaron a investigar a fondo el problema en 2014.

La ampliación de la rellamada en Estados Unidos afecta a unos 16 millones de vehículos por defectos en el airbag del pasajero frontal, y a más de 17 millones de vehículos por fallos en la bolsa de aire del conductor.

Esta rellamada afecta a 11 fabricantes en total, entre ellos cinco japoneses: Toyota, Nissan, Honda, Mitsubishi, Mazda y Fuji Heavy (que manufactura la marca Subaru).

El fallo se localiza en los infladores de los airbags producidos en una de las plantas de Takata en México y provoca que éstos puedan abrirse con demasiada fuerza y proyectar fragmentos de metal a los ocupantes.

Hasta ahora, el fabricante nipón había rechazado la petición de la NHTSA -que considera que el defecto ha causado seis muertes- de realizar una revisión a mayor escala al asegurar que el problema se producía solo en regiones con alta temperatura y humedad.

Con esta ampliación, el número de vehículos afectado por algún tipo de problema en los airbags de Takata desde 2008 asciende a unos 53 millones de unidades.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°