Revelan las últimas palabras del piloto

Revelan las últimas palabras del piloto

"Hay una falla eléctrica total, sin combustible. Vectores, señorita, vectores a la pista".

"9 mil pies, señorita. ¡Vectores, vectores!".

Esas fueron las ˙últimas palabras de Miguel Quiroga, el piloto del Avro RJ-85 de la línea aérea boliviana LaMia que transportaba al club de futbol Chapecoense de Brasil y que se impactó el lunes por la noche sobre territorio colombiano.

"Está· a 8.2 millas de la pista. ¿Qué altitud tiene ahora?", le contestó la controladora aérea desde el aeropuerto de Medellín, hacia donde se dirigía la aeronave.

 "Ya no contesta, no... Allí· cayó, allí· cayó", fue lo ˙último que se escuchó en el audio de la caja negra del avión que se encontró para la investigación sobre el accidente y el deslinde de responsabilidades.

En este audio de aproximadamente 8 minutos se escucha que Quiroga mencionó la necesidad de aterrizar al tener riesgo de quedarse sin combustible, pero la controladora le indicó que debía colocarse primero a una menor altitud, además de que en un principio había otros aviones en proceso de aterrizaje.

El registro en la caja negra coincide con la versión de Juan Sebastián Upegui, copiloto de la línea Avianca, que en ese momento estaba al mando de otra aeronave cerca del Avro RJ-85 y que escuchó la conversación entre Quiroga y la torre de control.

Gustavo Vargas, director de LaMia, reconoció que el piloto tenía la opción de abastecerse de combustible en Bogotá· en caso de sufrir un déficit.

"Tomó (el piloto) la decisión de no entrar (a Bogotá·) porque pensó que le alcanzaba el combustible", expresó Vargas.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°