Internacional

Reformas y crisis de Guatemala en la mira de la OEA

"Es importante apoyar el proceso como base sólida para seguir viviendo en estado de derecho"

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos aprobó el lunes un paquete de reformas para su modernización y una resolución de condena a cualquier ruptura del orden constitucional enGuatemala.

Los países del continente aprobaron sin votación una propuesta del canciller argentino Héctor Timerman para apoyar la celebración de las elecciones generales el 6 de septiembre en Guatemala y llamar a actores políticos, económicos y sociales de esa nación centroamericana a ejercer "un papel constructivo y equilibrado para fortalecer la democracia".

"Argentina ve con preocupación la situación en Guatemala, en momentos en que va a elecciones", dijo Timerman al presentar el proyecto de resolución. "Es importante apoyar el proceso como base sólida para seguir viviendo en estado de derecho".

El Congreso guatemalteco eligió el viernes en sesión extraordinaria a cinco diputados que integrarán una comisión encargada de investigar y definir si se le retirará o no la inmunidad al presidente Otto Pérez Molina, a quien un diputado acusa de actos de corrupción.

Multitudes de guatemaltecos han salido a las calles para pedir la renuncia de Pérez Molina desde que se desmanteló en abril una red de funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para evadir impuestos liderada por Juan Carlos Monzón Rojas, exsecretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

La Asamblea General también aprobó otra resolución que da luz verde a un paquete de reformas con las que el nuevo secretario general Luis Almagro aspira recobrar la credibilidad de la organización.

Almagro se comprometió a convertir a la OEA en una organización basada en resultados.

El ex canciller uruguayo invitó a las delegaciones a delinear el futuro de la OEA "para convertirla en vanguardia frente a otras organizaciones a nivel mundial".

Durante la reunión anual, que incluyó a casi 20 cancilleres del continente, Almagro dijo que legitimidad de la institución debe devenir de una "defensa irrestricta" de la democracia y los derechos humanos, los cuales están "por encima de tiendas políticas".

"Como secretario general, soy gobierno y soy oposición", indicó.

Almagro esbozó que durante su mandato de cinco años tendrá como prioridad la creación de una escuela de gobierno para funcionarios gubernamentales y representantes de la sociedad civil y un sistema panamericano de educación.

Además buscará junto a organismos multilaterales una iniciativa hemisférica sobre seguridad ciudadana, un plan para aumentar la interconectividad en el Caribe y la creación de una red de prácticas para la prevención y gestión de desastres naturales en el Caribe y Centroamérica.

La OEA, que celebra la Asamblea General en su sede de la capital estadounidense después de que Haití retirara su oferta para fungir de país sede, enfrenta una precaria situación financiera, la proliferación de otros bloques que reclaman influencia propia en la región y una creciente polarización entre sus países miembros que le ha dificultado fijar posición en temas sensibles.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
71°