Internacional

Lo que se sabe del secuestro y asesinato en México de María Villar Galaz, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol

Lo que se sabe del secuestro de María Villar Galaz, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol

El último contacto fue una llamada a su familia alrededor de las 21:00 horas del martes 13 de septiembre.

María Villar Galaz abordó un taxi en el centro comercial Patio Santa Fe, en el oeste de Ciudad de México, en donde se encontraba su trabajo, rumbo a su casa en el acomodado barrio de Polanco.

Seis días después de esa llamada, su cuerpo estaba en una morgue. Había sido secuestrada minutos después de abordar el taxi.

Su cadáver fue abandonado en un canal de drenaje en el municipio de Santiago Tianguistenco, Estado de México, a unos 40 kilómetros de donde fue plagiada.

El caso se difundió extensamente en medios y redes sociales este lunes, porque la mujer de 39 años era sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.

Según los informes forenses, Villar Galaz murió asfixiada.

Las autoridades documentaron que en la noche del martes de su tarjeta bancaria se realizaron dos retiros de dinero en cajeros automáticos de Polanco.

Estos es algo que en México se conoce como "secuestro exprés", un tipo de delito que según organizaciones civiles, aumentó en la capital mexicana.

De hecho las autoridades investigan otros casos ocurridos en la misma zona en la que secuestraron a Villar Galaz.

"Tenemos un patrón de conducta que estamos analizando, no queremos especular", dijo a medios locales Gustavo Salas, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

"Estrecha comunicación con la familia"

María Villar llevaba tres años viviendo en la capital mexicana, donde trabajaba para la compañía IBM.

Vivía con su esposo Cristiano Do Vale en Polanco, un barrio acomodado en el oeste de la capital.

Medios españoles como El País la describen como "simpática y divertida".

Llevaba una vida normal y le gustaba viajar por el país. A pesar de la inseguridad en algunas zonas, no tenía guardaespaldas, según el diario español.

Desde hace un año y tres meses trabajaba en la División de Servicios de Consultoría de Negocios de IBM.

BBC Mundo solicitó información a la empresa sobre Villar Galaz. En un mensaje por correo electrónico la empresa respondió:

"IBM ha mantenido estrecha comunicación con la familia de nuestra colega, María Villar, a fin de brindarle apoyo en cualquier forma que se necesite".

"Los pensamientos de los IBMistas están con sus familiares, afectados por este trágico acontecimiento. IBM está cooperando plenamente con las autoridades locales en la investigación".

Su muerte

Una fuente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), le dijo a BBC Mundo que se interroga a algunas personas que vieron a Villar Galaz con vida.

También interrogan a los vecinos del canal donde se abandonó su cuerpo.

El procurador del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, dijo que la víctima fue asesinada entre 18 y 20 horas después de que llamara a su familia.

Es decir, la muerte pudo ocurrir mientras se negociaba su rescate.

El subprocurador Gustavo Salas indicó que el miércoles 14 de septiembre el esposo de Villar Galaz recibió una llamada de los secuestradores.

Exigieron un rescate que, según versiones extraoficiales, era de dos millones de pesos, unos US$100.000.

Para ese momento los familiares estaban asesorados por expertos de la Policía Federal, por eso "acordaron bajar considerablemente las exigencias" de los secuestradores, dijo el subprocurador Salas.

Una versión no desmentida citada por la prensa española señala que se pagaron 65.000 pesos (US$3.300).

Pero tras pagar ese rescate la comunicación con los secuestradores se interrumpió.

Durante seis días los familiares de Villar Galaz y agentes de la Policía Federal recorrieron las morgues de varios estados donde existían cuerpos con características similares a la víctima.

Hasta que llegaron a Toluca, capital del Estado de México. Allí la encontraron.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
80°