Guatemaltecos piden de nuevo la renuncia del presidente

"Y aquí seguimos luchando por nuestro enjambre de sueños"

El "¡Basta ya!" contra la corrupción nuevamente se hizo escuchar el sábado cuando miles de manifestantes protestaron frente al Palacio Nacional en Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

En algunas pancartas era posible leer "RenunciaYa" o "Y aquí seguimos luchando por nuestro enjambre de sueños".

Unas 10.000 personas entre particulares, estudiantes, empresarios, amas de casa y familias acudieron a la protesta, la octava desde que salieron a la luz dos escándalos de corrupción que provocaron el hastío de la población guatemalteca.

Uno de los manifestantes es Juan Alberto Escobar, de 71 años, jubilado del Seguro Social.

"Estoy aquí pues es una forma de apoyar al pueblo de Guatemala por lo incorrecto que hacen los políticos. Ya basta de tanto robo, tanta corrupción; estamos cansados de esto y no vamos a parar", afirmó.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala pusieron al descubierto el 16 de abril una red de funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para evadir impuestos. Dicha red de defraudación al fisco a través de la aduanas supuestamente era liderada por Juan Carlos Monzón Rojas, exsecretario privado de la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

La Comisión, un organismo de las Naciones Unidas a cargo de combatir estructuras paralelas incrustadas en el estado guatemalteco, reveló a través de 66.000 escuchas telefónicas efectuadas a lo largo de un año cómo funcionaba la estructura denominada "la Línea".

A partir de entonces las manifestaciones no han cesado.

El hastío subió de nivel luego de que, semanas después, las autoridades revelaron un fraude en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, en el cual directivos de la institución otorgaron un contrato a Droguería Pisa S.A. por 15 millones de dólares, para que ésta suministrara servicios médicos a pacientes renales bajo pago de comisiones. Dicha empresa carecía de licencia de salud y, luego de que comenzó a proveer los servicios, al menos 13 pacientes fallecieron.

En ambos casos las autoridades han logrado la detención de varios funcionarios, incluidos Juan de Dios Rodríguez, presidente de la Junta Directiva del Seguro Social y ex secretario privado de Pérez Molina, y Omar Franco, superintendente de Administración Tributaria, SAT, ambos funcionarios de alto nivel y de confianza del presidente.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
64°