Internacional

Grandes potencias dispuestas a ayudar a Irán

Irán niega tener interés en producir armas nucleares

Un documento confidencial obtenido por la Associated Press indica que Estados Unidos y los otros países que negocian un acuerdo nuclear con Irán están dispuestos a ofrecer reactores de alta tecnología y otros equipos a Teherán si este accede a frenar los programas que pueden desembocar en la obtención de armas atómicas.

Más allá de un pacto para limitar la capacidad de Irán para fabricar un arma nuclear durante al menos 10 años, Estados Unidos y sus socios en la negociación esperan eliminar cualquier argumento que permita a Teherán afirmar que necesita ampliar esos programas que pueden emplearse para construir armas atómicas una vez expire el acuerdo.

El borrador refleja esos objetivos. El documento obtenido el martes, titulado "Cooperación nuclear civil", promete abastecer a Irán de reactores nucleares de agua ligera para sustituir sus instalaciones de agua pesada, que producirían suficiente plutonio para varias bombas anuales si se completa como está previsto.

El borrador —uno de varios apéndices técnicos que se proponen acompañar al texto principal de cualquier acuerdo— tiene docenas de pasajes entre paréntesis en los que hay desacuerdos. La cooperación técnica es la cuestión menos controversial en las conversaciones, y el número de paréntesis sugiere que las partes tienen mucho camino por recorrer en ese terreno pero también más disputas cuando faltan pocos días para el plazo del 30 de junio para un acuerdo.

Ante la proximidad de ese plazo, el líder supremo iraní, ayatola Alí Jamenei, rechazó el martes una congelación a largo plazo de la investigación nuclear y apoyó la prohibición de los inspectores internacionales a los sitios militares en Irán. Jamenei, en comentarios difundidos por la televisión estatal iraní, agregó que Teherán firmará un acuerdo definitivo siempre que se levanten primero todas las sanciones económicas a Irán, en un indicio de que la república islámica podría estar endureciendo su posición antes del plazo.

Occidente siempre se ha resistido a la perspectiva de suministrar a Irán tecnología nuclear pacífica durante los esfuerzos diplomáticos internacionales durante casi una década destinados a reducir la capacidad de Teherán de fabricar armas nucleares. Pero la magnitud de la ayuda ofrecida en el borrador podría disgustar a los críticos en el Congreso que sienten que Washington ha ofrecido demasiadas concesiones en las negociaciones.

Irán niega tener interés en producir armas nucleares pero manifiesta disposición a hacer concesiones a cambio del alivio de las sanciones económicas.

Reducir la producción de plutonio del reactor de Arak es uno de los principales objetivos de Estados Unidos y sus aliados, junto con la disminución de la capacidad iraní de producir uranio enriquecido, como el plutonio, una vía potencial a las armas nucleares.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
80°