Enderezan el buque hundido en el Yangtsé para acceder a su interior y tratar de encontrar a los 360 desaparecidos

Mientras, en Jianli, se preparan cientos de ataúdes en el tanatorio de la localidad

Los equipos de rescate lograron enderezar el buque hundido el lunes en el río Yangtsé para poder acceder a su interior y tratar de encontrar a los 360 desaparecidos, después de que el número de muertos ascendiera a 82 en la madrugada.

Las autoridades chinas tomaron esta medida después de considerar la víspera, tras tres días de complicados y continuos trabajos de rescate en el río, que no había posibilidad de encontrar más supervivientes, que en total son 14, de los 456 ocupantes del "Estrella Oriental".

Al descartar esa posibilidad, los equipos de rescate comenzaron la complicada operación, que necesitó dos grúas, buzos que amarraran el barco con cables de acero y dos embarcaciones de 500 toneladas para dar el tirón final y enderezar el barco, que había volcado totalmente y con la quilla hacia arriba a causa de un temporal.

El siguiente paso es drenar el agua del interior del barco y asegurar que está estable para que los buzos puedan entrar y encontrar más víctimas, sin que se sepa durante cuánto tiempo se puede prolongar la operación.

Se espera que sea a partir de entonces cuando se hallen más cuerpos de los ocupantes del barco, la mayoría jubilados del este de China de entre 50 y 80 años que participaban en un crucero que había partido de Nankín (este) con destino Chongqing (suroeste) hace diez días.

Mientras, en Jianli, el tramo del Yantgsé del centro del país en el que ocurrió la catástrofe el lunes, se preparan cientos de ataúdes en el tanatorio de la localidad.

El naufragio del "Estrella Oriental", un barco turístico que recorría una de las rutas más populares en China, se ha convertido en la peor tragedia fluvial del país en siete décadas.

Las autoridades investigan las causas del accidente, que ocurrió cuando un fuerte temporal azotaba la zona, mientras el capitán, uno de los supervivientes junto al jefe de máquinas, se encuentra a disposición policial.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°