Cien mil muertos ha dejado la guerra en Afganistán desde el 2001

Informe: 100,000 muertos en guerra de Afganistán desde 2001

La guerra que se libra en Afganistán desde la invasión de 2001, liderada por Estados Unidos, que derrocó al régimen talibán y alimentó la insurgencia se cobrado la vida de casi 100.000 personas, y causó el mismo número de heridos, según un nuevo informe de la Universidad de Brown.

El estudio, llamado "Costes de la Guerra" y producido por el Instituto Watson para Estudios Internacionales de la Universidad de Brown, se centra en los muertos, heridos y desplazados provocados por la guerra en Afganistán y Pakistán desde 2001 hasta el año pasado, cuando las tropas internacionales abandonaron el país.

Las muertes civiles y militares en ambos países sumaron un total de casi 149.000 personas, con 162.000 heridos graves, dijo su autora, Neta Crawford.

Destacando un aumento en las cifras de muertos y heridos en los últimos años, explicó que las cifras muestran que la guerra en Afganistán no está cerca de su final. "Está empeorando", dijo.

Naciones Unidas dijo que las víctimas civiles crecieron hasta el 16% en los primeros cuatro meses de 2015, con 974 fallecidos y 1.963 más heridos.

Mientras las muertes militares están registradas con precisión, las civiles son difíciles de obtener, dijo la autora. Las cifras del informe se basan en estadísticas de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA), además de en otras fuentes, dijo.

La mayoría de las muertes de civiles tuvieron lugar desde 2007, con la UNAMA registrando más de 17.700 fallecimientos entre 2009 y 2014. La mayor parte de ellos fueron asesinados por insurgentes, agregó.

El informe apunta que 26.270 civiles afganos murieron y 29.900 resultaron heridos como consecuencia directa de la guerra.

La cifra total de bajas incluye ciudadanos, talibanes y otros insurgentes, fuerzas de Estados Unidos y aliados así como cooperantes y periodistas.

La tendencia a la baja en las muertes de civiles que comenzó en 2008 se ha revertido, explicó Crawford, y el año pasado quedó claro que los insurgentes no distinguen entre civiles y combatientes. Las muertes cuya autoría es imposible atribuir también empezaron a crecer.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
58°