Denver reconoce y celebra la importancia de trabajar con América Latina

Denver mira hacia el Sur y apuesta a la integración con América Latina

El arte, emprendedurismo y liderazgo latino tomó un rol protagónico en la Bienal de las Américas realizada en Denver, en donde se discutió los desafíos de los países ubicados al sur del Río Grande y la importancia de la integración continental. 

Denver, la capital del estado de Colorado, tiene 600,158 habitantes, de ellos el 31.8% son latinos; este crecimiento ha volcado las miradas de las autoridades y empresarios hacia esta comunidad, desarrollando proyectos con las naciones de origen de los migrantes.

“Para el futuro de Estados Unidos la relación norte-sur es más positiva que la que estamos viendo entre este-oeste”, indicó a HOY el gobernador estatal John Hickenlooper. “Somos vecinos, vamos a estar juntos por el resto de nuestras vidas”.  

En el 2010, siendo alcalde de Denver, Hickenlooper impulsó junto a un grupo de emprendedores la creación de la Bienal, un esfuerzo estratégico que ha ido captando la atención de líderes de la región. 

En la tercera edición, realizada la semana anterior, se congregaron representantes de 25 países latinoamericanos, entre conferencistas y panelistas. 

“Necesitamos tender puentes entre el norte y el sur porque tenemos muchas cosas en común”, valora Tim Schultz, co-fundador de la Bienal y presidente de la Fundación Boettcher. “Tenemos que trabajar juntos, si es bueno para ellos, es bueno para nosotros”.

Esa visión ha ido conectando con expertos de alto nivel; en este último cónclave intervinieron el expresidente chileno, Ricardo Lagos y el exalcalde de la capital colombiana, Antanas Mockus, entre los conferencistas invitados.

 Desafíos

En esta ocasión, empresarios y académicos estadounidenses y latinos, reflexionaron sobre la importancia de la integración regional y los desafíos para alcanzar una relación de respeto entre Estados Unidos y el resto de naciones del continente.

Graciela Chichilnisky, presidenta de Global Thermostat, plantea que es necesario revolucionar el capitalismo, donde los proyectos económicos antepongan la parte humana y se implementen políticas amigables con el medio ambiente.

“Es crucial, sin ese cambio del capitalismo, nuestra especie va a desaparecer”, asevera la experta argentina.

En esa dirección, Alicia Lebrija, economista y especialista en relaciones internacionales de origen mexicano, considera que para que existan relaciones en igualdad de condiciones, los pueblos latinoamericanos tienen que avanzar en el campo educativo.

“Algo de lo que hemos carecido es que las oportunidades educativas son para unos cuantos”, asevera la también presidenta de la Fundación Televisa, destacando que de lo contrario no pueden tener acceso a tecnología.

El punto medio en este debate, aseguran otros expertos, es lograr que el capitalismo tenga un marco normativo donde los inversionistas puedan trabajar en un sistema legal estable, con las mismas condiciones para todos.

“Si tienes esas condiciones puedes hacer inversiones en casi todos los países y encontrarás oportunidades ya sea en energía, telecomunicaciones, medios de comunicación o cuidado de salud”, sostiene Mike Fries, presidente de Liberty Global Inc.

Igor Pangrazio, embajador de Paraguay en Estados Unidos, considera que este evento expuso los retos que se tienen que enfrentar en conjunto, entre los gobiernos de la región, sector privado y sociedad civil.

“He visto un contenido robusto y profundo sobre las relaciones entre Estados Unidos y América Latina desde el punto de vista comercial, político e innovación, temas vitales para el desarrollo de nuestros pueblos”, valoró el diplomático.

En esta oportunidad se realizaron cerca de una decena de foros y tres conferencias, así como exhibiciones en el Museo de Arte Contemporáneo y en el Pabellón de la Bienal, donde se mostraron piezas de artistas latinoamericanos y estadounidenses.

El próximo cónclave se realizará en el 2017, en donde los organizadores esperan colocar el evento en otro nivel, después de posicionarlo como un punto de integración entre Colorado y América Latina.

“Denver está emergiendo como una ciudad global”, dijo el alcalde Michael Hancock, detallando que ese es parte del legado de la Bienal.

En el 2014, esta ciudad recibió un récord de 15.4 millones de vacacionistas y viajeros por negocios, quienes invirtieron 4,600 millones de dólares, convirtiéndose en uno de los 15 destinos favoritos en Estados Unidos.

Según los operadores turísticos, Denver es diferente de otras ciudades por su ambiente acogedor, donde se pueden encontrar bares, restaurantes, museos y galerías de arte, así como montañas para los amantes de la naturaleza, entre otros atractivos.

“El turismo crece en la medida que tenemos la Bienal de las Américas, también genera que la ciudad sea más conocida, ayudando al desarrollo de servicios y al impacto económico”, concluye Jayne Buck, vicepresidenta de turismo de la organización Visit Denver.

Opiniones

“Está muy interesante, me encantó porque escuché información muy buena; pero hubiera preferido más ‘marketing’ para que más gente se hubiera enterado de la Bienal”.

CATIA CHÁVEZ, residente en Denver.

-

 “Ha sido muy sorprendente ver la mezcla de temas y nacionalidades de los conferencistas, los debates han sido muy ricos y abiertos”.

FELIPE BUITRAGO, panelista de la Bienal.

-

 “He visto un contenido robusto y profundo sobre las relaciones entre EE.UU. y América Latina desde el punto de vista comercial, político e innovación”.

IGOR PANGRAZIO, embajador de Paraguay.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles
61°