Las pesquerías serán un 20 % menos productivas en 2.300 por calentamiento

EFE

El rendimiento de las pesquerías será un 20 % menos productivo en el año 2300 debido al calentamiento global, según nuevas estimaciones que recoge un estudio publicado hoy en la revista especializada Science.

Científicos de la Universidad de California (UCI) pronosticaron que los caladeros donde frecuentemente se pesca en todo el mundo serán, en promedio, un 20 % menos productivos en el 2300, con caídas del 60 % en zonas del Atlántico Norte y del 50 % en gran parte del Pacífico occidental.

Los climatólogos de la UCI analizaron los resultados de simulaciones por ordenador que muestran un mundo sometido a casi tres siglos más de calentamiento global "desenfrenado".

En estas simulaciones, el mundo sería 9,6 grados Celsius más cálido en la temperatura media del aire de la superficie del mar, casi diez veces el calentamiento que hemos visto hasta este momento.

Este calentamiento climático prolongado alterará drásticamente los patrones de viento, aumentará la temperatura de la superficie del océano y derretirá casi todo el hielo marino en las regiones polares.

"Estas condiciones provocarán cambios en el crecimiento del fitoplancton y la circulación oceánica alrededor de la Antártida, implicando cambios en la transferencia de nutrientes del océano superior al océano profundo", apuntó el autor principal, Keith Moore, profesor de ciencia de sistemas terrestres de la UCI.

Según el investigador, los ecosistemas marinos de todo el norte "se verán cada vez más privados de nutrientes", lo que provocará una menor producción primaria del fitoplancton, que forma la base de las cadenas alimentarias oceánicas.

En el océano de hoy, los nutrientes son llevados a la superficie alrededor de la Antártida, pero luego se mueven hacia el norte y finalmente fluyen hacia las latitudes bajas, alimentando al plancton y las poblaciones de peces de otras regiones.

Con el aumento del crecimiento de fitoplancton alrededor de la Antártida, la transferencia de nutrientes hacia el norte se reducirá en gran medida.

Sin el hielo flotante que hoy bloquea gran parte de la luz, se aumenta la fotosíntesis, fuente de protección primaria del fitoplancton.

Combinando este factor con temperaturas oceánicas más cálidas durante todo el año, la temporada de crecimiento de plancton, potenciada por el nitrógeno y el fósforo, serán más largas.

A medida que estos elementos se agoten cada vez más, las poblaciones de fitoplancton disminuirán y la escasez repercutirá a lo largo de la cadena alimentaria, afectando en última instancia a los peces que los humanos pescan y comen.

"Al observar el declive en la comida de pescado a lo largo del tiempo, podemos estimar cuánto se podría reducir nuestra captura potencial total de la pesca", concluyó Moore.

El clima se está calentando rápidamente ahora, pero en el océano, la mayor parte de ese calor agregado sigue siendo correcto en la superficie, ya que se necesitan siglos para que ese calor llegue al océano profundo, cambiando la circulación y eliminando el hielo marino, que es una gran parte de este proceso.

"Esto es lo que sucederá si no frenamos el calentamiento global, y será bastante catastrófico para los océanos", enfatizó el investigador.

Entre sus recomendaciones para evitar gran parte de estas graves consecuencias, Moore aconsejó reducir "de forma agresiva" el uso de combustibles fósiles y las emisiones de contaminantes de gases de efecto invernadero.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°