Estados Unidos aprueba la venta de bomba teledirigida al Ejército australiano

Estados Unidos aprobó la venta de un modelo de bomba teledirigida al Gobierno de Australia por valor de 815 millones de dólares, según informó hoy el Departamento de Estado en un comunicado.

La operación, que cuenta con el aval de la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad, contempla la adquisición por parte de las Fuerzas Armadas australianas de 3.900 bombas del tipo GBU-53/B de pequeño diámetro.

La GBU-53/B es un proyectil de precisión teledirigida, que puede ser transportado tanto por un caza como por un dron, y que permite alcanzar un mayor número de objetivos en una única misión.

Esta venta, señaló el Departamento de Estado, ayudará a la política internacional de EEUU en asuntos de defensa "al ayudar a mejorar la seguridad" de uno de sus principales aliados.

"Es vital para los intereses nacionales de EEUU el ayudar a nuestros aliados en el desarrollo y mantenimiento de una capacidad de defensa fuerte y preparada", justifica el comunicado.

La relación entre Estados Unidos y Australia sufrió un revés el pasado enero tras una tensa conversación telefónica mantenida entre el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, y el presidente Donald Trump, justo después de que éste jurara el cargo.

Entonces, la prensa informó de que Trump terminó abruptamente la llamada por las discrepancias sobre un convenio de acogida de refugiados que Australia tiene en el Pacífico suscrito con la anterior Administración.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group