26 muertos y varios niños heridos en tiroteo en la iglesia de Texas

26 muertos y varios niños heridos en tiroteo en la iglesia de Texas

Los feligreses se presentaron el domingo a sus oraciones en la Primera Iglesia Bautista cuando un hombre vestido de negro, con un chaleco táctico y con un rifle de asalto AR-15, entró al estacionamiento  y abrió fuego. Pronto el hombre se abrió paso hacia el interior de la iglesia y siguió disparando, disparando y disparando.

Cuando el pistolero salió de la iglesia, un vecino que se encontraba armado le disparó, forzando al atacante a soltar su arma y huir en su camioneta. El vecino y otro transeúnte en un camión lo persiguieron hasta que el pistolero se salió del camino, herido de muerte, tal vez por una de las balas del vecino, o tal vez por una que él mismo se disparó.

Para entonces ya era muy tarde. En Sutherland Springs, un suburbio rural a 35 millas al sureste de San Antonio, 26 feligreses habían muerto y otros 20 se encontraban heridos en el tiroteo masivo más mortífero en la historia moderna de Texas.

Las víctimas incluyeron mujeres y niños que fueron atacados sin miramiento, incluida la hija del predicador de la iglesia. Las edades de las víctimas oscilan entre los 5 y 72 años.

El pistolero fue identificado como Devin P. Kelley, de 26 años, residente del condado de Comal, Texas, con antecedentes de violencia doméstica, pero no hay otra señal inmediata de un posible motivo.

"He estado hablando con algunos miembros de la comunidad. Ellos piensan que había un pariente allí. No fue al azar ", dijo el representante de Estados Unidos Henry Cuellar (D-Texas), quien fue informado por los investigadores de los acontecimientos. "Hay algún tipo de nexo entre el tirador y esta pequeña comunidad ... Alguien en esta iglesia nos ayudará a encontrar respuestas".

El ataque reabrió las heridas de toda la nación a solo cinco semanas de la masacre de Las Vegas del pasado 1 de octubre que dejó 58 muertos. Mostrando además que no hay una ciudad demasiado grande o demasiado pequeña para convertirse en un objetivo potencial.

El tiroteo masivo del domingo superó a la masacre de 1991 en Killeen que dejó 23 muertos. Los primeros cinco tiroteos más letales en la historia moderna de Estados Unidos han llegado en los últimos 10 años.

Freeman Martin, director regional del Departamento de Servicios Públicos de Texas, dijo que el sospechoso, vestido de negro y con un chaleco táctico, inicialmente comenzó a disparar fuera de la iglesia alrededor de las 11:20 a.m., luego ingresó a la iglesia y continuó disparando.

"Los detalles de este horrible acto aún están bajo investigación", dijo el gobernador de Texas Greg Abbott en un comunicado antes de dirigirse a las autoridades locales, estatales y federales en la escena. "Quiero agradecer a las autoridades por su respuesta y pedirles a todos los tejanos que oren por la comunidad de Sutherland Springs durante este momento de duelo y pérdida".

El representante federal Henry Cuellar (D-Texas) dijo que los muertos incluían a una mujer embarazada y sus hijos, según el informe del congresista con las autoridades policiales locales.

"Fue allí, entró, comenzó a disparar a la gente y luego se fue" en un vehículo al vecino condado de Guadalupe, dijo Cuellar a través de su portavoz, Rafael Benavides.

Los muertos incluyeron a la hija del pastor de la iglesia, Frank Pomeroy, que estaba en Oklahoma cuando ocurrió el tiroteo. Annabelle Renee Pomeroy era "una niña muy bella y especial", le dijo Pomeroy a ABC News, y agregó que todos los muertos eran amigos suyos.

Al menos 10 víctimas, entre ellas cuatro niños, estaban siendo tratadas en el Sistema de Salud de la Universidad en San Antonio.

Cuatro miembros de una familia resultaron heridos. Joann Ward y sus tres hijos resultaron heridos, según un amigo de la familia, Gracie Crews, de la vecina Stockdale, Texas, que estaba en el hospital con la familia.

Ward estaba inconsciente cuando los funcionarios respondieron a la escena, y dos de los niños tuvieron que ser trasladados en helicóptero a un hospital local, dijo Crews en una entrevista telefónica. Los paramedicos calcularon que los niños tenían entre 5 y 8 años y dijeron que el sábado era el aniversario de Ward y su esposo.

Ocho pacientes con heridas de bala fueron llevados al Connally Memorial Medical Center en Floresville, según la portavoz Megan Posey. Cuatro de los ocho pacientes, uno de ellos en estado crítico, fueron posteriormente trasladados al Hospital Universitario, un importante centro de traumatología en San Antonio. Tres fueron dados de alta y uno fue incluido como estable.

Sutherland Springs está a unos 35 millas al sureste de San Antonio.

"Es una situación realmente triste, no puedo describirlo", dijo el comisionado del condado de Wilson Albert Gamez Jr. a CBS News, en una llamada telefónica desde el exterior de la iglesia. Dijo que el FBI y el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos ya estaban en la escena asistiendo a los investigadores. "Los tenemos a todos aquí".

Las familias se reunieron afuera de la iglesia y se tomaron de las manos mientras lloraban y esperaban noticias sobre los heridos y los muertos.

"Que Dios esté con la gente de Sutherland Springs, Texas", tuiteó el presidente Trump, quien estuvo en Asia este fin de semana. "El FBI y la policía están en la escena. Estoy monitoreando la situación desde Japón".

El presidente de la Cámara, Paul D. Ryan (R-Wis.), Calificó los informes del tiroteo como "devastadores".

"La gente de Sutherland Springs necesita nuestras oraciones en este momento", dijo en un tweet.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°