Estados Unidos

Un veterano de guerra hispano, entre los motociclistas muertos en Texas

La Policía de Waco aseguró, tras el tiroteo, que los nueve fallecidos tenían antecedentes delictivos

En la lista de los nueve motoristas muertos el pasado domingo en Waco (Texas) está el nombre de Jesús Delgado Rodríguez, un hispano que fue condecorado tras combatir en Vietnam entre 1969 y 1973, y cuya familia niega que tuviera vínculos con el crimen, informaron los medios locales.

Vincent, uno de sus siete hijos, aseguró al periódico “San Antonio Express-News” que Rodríguez no era “violento” ni tenía relación alguna con el crimen, una imagen que choca con la difundida por las autoridades desde el domingo, cuando se enfrentaron dos bandas rivales de motoristas en el restaurante “Twin Peaks” de Waco.

Rodríguez, de 65 años, murió junto a otros ocho motoristas en ese enfrentamiento entre los “Bandidos y los “Cosacos”, en el que otros 18 resultaron heridos y casi 200 fueron detenidos.

El Departamento de Policía de Waco aseguró, tras el tiroteo, que los nueve fallecidos tenían antecedentes delictivos, algo que, en el caso de Rodríguez, niega la familia.

De hecho, el nombre de Jesús Delgado Rodríguez no aparece en los registros del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

“No importa con quien estuviera, amaba ir en moto”, afirmó el hijo de Rodríguez, en referencia a los otros fallecidos que sí tenían un historial delictivo.

El motorista había combatido en el Cuerpo de Marines en la Guerra de Vietnam entre 1969 y 1973, y fue condecorado con el Corazón Purpura, medalla que se otorga a los veteranos heridos o muertos en acto de servicio.

Según sus familiares, Rodríguez, de New Braunfels (Texas), no formaba parte de ninguna de las bandas involucradas en la matanza, aunque tenía amigos en los “Bandidos” y, a veces, salía con ellos.

Lo hacía desde que, a principios de este año, se disolvieron los “Talons”, un club del que formaba parte con su mujer, Mary Rodríguez.

Anteriormente, ambos habían pertenecido a los “Cascabeles”, que también se disolvió.

De hecho, su esposa solía acompañarlo en los eventos moteros, pero el pasado domingo tenía otros compromisos que le impidieron ir a Waco, aseguraron los familiares.

“Él no creía en las armas, ni siquiera tenía una, se deshizo de las que tenía hace tiempo”, dijo el hijo del motorista muerto.

En la casa de los Rodríguez, en New Braundels, la familia instaló un altar con la Harley-Davidson del fallecido y coronas de flores que simbolizan los colores de la bandera estadounidense (rojo, azul y blanco), así como una insignia del Cuerpo de Marines.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
76°