Texas: Proponen cancelar voto sobre libro de texto hispano

Texas: Proponen cancelar voto sobre libro de texto hispano

Un líder conservador en la Junta de Educación de Texas propuso abandonar la futura discusión de un controvertido libro de texto de estudios mexicano-estadounidenses para "negarle a los hispanos una votación registrada", de acuerdo con un correo electrónico difundido el miércoles por un grupo activista.

La junta tiene programado votar en noviembre un libro de estudios mexicano-estadounidenses para nivel de escuela secundaria, el cual tiene pocas probabilidades de obtener la aprobación. Algunos demócratas se unieron a expertos y grupos activistas para condenar abiertamente el libro, al que calificaron de inexacto y ofensivo, mientras que los republicanos han cuestionado la necesidad de un libro especializado sobre el tema.

El grupo de izquierda Texas Freedom Network dio a conocer el miércoles un correo electrónico obtenido a través de una solicitud de libertad de información en el cual David Bradley, un republicano de la junta, sugiere a un colega republicano no llevar a cabo el voto. Si suficientes miembros de la junta lo boicotean, el libro sería desaprobado sin que se registre una votación.

Al ser contactado por teléfono el miércoles, Bradley se negó a decir si "los hispanos" se refería específicamente a otros miembros de la junta o a los activistas que han presionado durante semanas a la junta para que cancele el libro.

"Hubo cierto nivel de frustración con el volumen e intensidad de la campaña política que estaba operando el señor Cortez", dijo Bradley en referencia a Ruben Cortez, un miembro demócrata de la junta quien ha sido uno de los más francos críticos del libro propuesto.

Bradley agregó que quería evitar a la junta una atención negativa, y que su intención "era tratar de evitar un momento CNN". Señaló que, a pesar del correo electrónico, él planea asistir a la votación sobre el libro.

Dan Quinn, vocero de Texas Freedom Network, dijo que el correo muestra que "el tono del debate se ha vuelto tan repugnante como lo es el libro de texto".

Los demócratas, que son superados en la junta de educación por 10-5, presionaron sin éxito para crear un programa completo de estudios mexicano-estadounidenses en escuelas secundarias. Pero en lugar de ello se solicitó a editoriales que presentaran libros de texto sobre diversos temas de estudios étnicos que pudiera considerar la junta para uso a partir del año académico 2017-2018.

Texas recibió sólo una propuesta. La editorial Momentum Instruction, con sede en Virginia, ofreció un libro de texto titulado "Mexican American Heritage" (Herencia Mexicana-Estadounidense).

Los detractores criticaron el libro por insinuar que la cultura mexicana promueve la pereza, por equiparar a los mexicano-estadounidenses con inmigrantes que viven en el país ilegalmente, y por describir al movimiento chicano de la década de 1960 que propugnó por los derechos civiles de los mexicano-estadounidenses como "una narrativa revolucionaria que se oponía a la civilización occidental y quería destruir esta sociedad".

Los hispanos representan el 52% de los estudiantes en escuelas públicas de Texas, y la mayoría tienen vínculos con México.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
83°