Estados Unidos

Suicidios son escasos entre niños

Los suicidios entre niños son escasos

Los suicidios entre niños son escasos y el bajo índice se ha mantenido relativamente estable, salvo por un aumento inquietante entre los menores negros, según un estudio que abarcó estadísticas compiladas durante dos décadas en Estados Unidos.

De 1993 a 2012 hubo 657 suicidios entre niños de 5 y 11 años. En la mayoría de los casos, los menores tenían 10 u 11 años. En la última década, sólo se suicidó un niño de cinco años.

La tasa de suicidios infantiles en los años estudiados fue de apenas poco más de uno por cada millón de niños. Pero entre los niños negros aumentó de poco menos de dos por millón a casi 3,5 por millón. Hubo una ligera disminución entre los niños blancos, a 1,3 por millón.

Históricamente, la tasa de suicidios entre negros ha sido más baja que entre blancos en tanto que son inciertas las causas que las propician entre los niños, dijo el autor principal del estudio, Jeffrey Bridge, investigador de suicidios en el instituto de Investigación del Nationwide Children's Hospital en Columbus, Ohio.

En el estudio, los autores dicen que los niños negros pueden experimentar más violencia, tensión o disciplina escolar que los blancos, y tienden a buscar menos ayuda por depresión y otras dificultades, pero se desconoce si esos factores explican los resultados.

El documento se publicó en línea el lunes en la publicación JAMA Pediatrics. Los investigadores analizaron información de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). Ahorcamiento y asfixia fueron los métodos principales que utilizaron los niños para suicidarse.

Aunque el riesgo es bajo, Bridge dijo que los padres deben estar atentos a señales de advertencia de suicidio en sus hijos, como que se retiren de sus amigos y actividades favoritas, infelicidad prolongada y hablar sobre suicidio.

Todos estos son indicadores de que los niños podrían necesitar la ayuda de un especialista en salud mental.

"Si los padres se preocupan por su hijo, deben preguntarle directamente si tiene pensamientos sobre matarse", dijo.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
72°