Missouri: Condenado a muerte pide clemencia

David Zink asesinó a una mujer de 19 años en 2001, la atacó sexualmente y la ató a un árbol en un cementerio

Un preso en Missouri que asesinó a una mujer de 19 años en 2001 después de atacarla sexualmente y atarla a un árbol en un cementerio pidió al gobernador del estado y la Corte Suprema que bloqueen su ejecución prevista para las próximas horas.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 8vo Circuito rechazó el martes la apelación de David Zink fundamentada en la inconstitucionalidad de la pena de muerte.

Los abogados de Zink, de 55 años, aun esperan la respuesta a su apelación a la Corte Suprema para que bloquee la ejecución, prevista para las 18 horas local (2300 GMT) en una cárcel estatal al sur de St. Louis. También enviaron un pedido de clemencia al gobernador Jay Nixon.

El jurado en 2004 deliberó durante 90 minutos antes de declarar culpable a Zink y recomendar la pena capital por el asesinato de Amanda Morton. Las autoridades dicen que Zink la secuestró después de chocar su auto desde atrás en una salida de la ruta interestatal 44. Morton regresaba a su casa de visitar a una amiga.

La policía halló el Chevrolet Cavalier de Morton en la rampa de salida con el motor y las luces encendidas. Su cartera, tarjeta de crédito y medicamentos estaban en el auto.

Meses antes del asesinato, Zink había salido en libertad en Texas luego de cumplir una pena de 20 años por violación y secuestro. Temeroso de que su choque estando borracho significara una violación de la libertad condicional y el regreso a la prisión, Zink secuestró a Morton y la llevó a un motel. El gerente del lugar vio un informe por TV sobre la desaparición de Morton, reconoció a la mujer que había llegado con Zink y dio su nombre y número de patente a la policía.

Arrestado en casa de sus padres, Zink llevó a las autoridades al cementerio donde había enterrado el cuerpo de Morton. Relató luego en su confesión filmada que la ató a un árbol y le dijo que levantara la cabeza. Cuando la mujer lo hizo, Zink la desnucó, según la confesión.

Temeroso de que la mujer recuperara el conocimiento Zink usó un cuchillo para cortar la médula espinal y cubrió el cuerpo con hojas antes de ir por una pala para sepultar el cuerpo.

"Creo que si pones en riesgo mi libertad mi mentalidad es eliminarte", dijo Zink en su confesión grabada.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
53°