Más de un millón de usuarios de Obamacare en Florida descansan con fallo

Republicanos prometen seguir intentando derogar la reforma sanitaria de Obama

Más de un millón de floridanos que se benefician de los subsidios federales bajo la nueva ley de salud, conocida como Obamacare, promulgada por el presidente Barack Obama mantendrán ese beneficio tras la decisión tomada hoy por el Tribunal Supremo que favorece esa ayuda financiera.

La presidente del sindicato SEIU de Florida, Mónica Russo, aplaudió el fallo de la corte, al señalar que por los menos 1,4 millones de asegurados en Florida van a poder continuar con su cobertura médica gracias a estos subsidios federales.

El Tribunal Supremo dictaminó que deben mantenerse los subsidios otorgados para pagar los seguros médicos a nivel federal bajo la reforma sanitaria promulgada por el presidente Barack Obama en 2010, la llamada Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA, en inglés), lo que supone una gran victoria para su Administración.

"Más de diez millones de personas han obtenido cobertura de salud a través del Mercado de Seguros Médicos, y un 85 % de ese número recibe ayuda financiera para pagar su plan", aseguró hoy Annette Raveneau, secretaria para la prensa latina de Enroll America, la mayor coalición nacional para promover la cobertura médica.

La decisión del Tribunal "garantiza a los consumidores la posibilidad de una cobertura de salud asequible", agregó Raveneau, quien dijo que mucho de los beneficiarios de esta ayuda financiera son hispanos.

Entre tanto, el exgobernador de Florida, Jeb Bush precandidato republicano a la Casa Blanco, se mostró "decepcionado" del fallo, al señalar que Obamacare es una ley "defectuosa" y anunciar que proseguirá la pelea para derogarla en el Congreso.

Por otro lado, el gobernador de Florida, Rick Scott, se ha negado a utilizar fondos federales para expandir el Medicaid en este estado y aumentar así el número de floridanos con cobertura sanitaria bajo el Obamacare, que se calcula en un millón de personas los beneficiados, entre ellos unos 200.000 hispanos.

Scott incluso había demandado al presidente Obama, al que acusó de condicionar la entrega de otros recursos federales a la expansión por parte del estado del Medicaid.

Sin embargo, el gobierno estatal, que se niega a dicha expansión, retiró la demanda, según anunció hoy el gobernador Scott, al asegurar ya los dineros federales para financiar un plan estatal similar, conocido como Programa Fondo para Bajos Ingresos (LIP).

Republicanos prometen seguir intentando derogar la reforma sanitaria de Obama

 Los líderes republicanos del Congreso y varios aspirantes presidenciales de ese partido lamentaron hoy la decisión del Tribunal Supremo que respalda una pieza clave de la reforma sanitaria, y prometieron que seguirán luchando para "derogar" esa ley impulsada por el presidente Barack Obama.

Varios de los 13 aspirantes a la candidatura republicana en las elecciones presidenciales de 2016 lamentaron la decisión del Supremo y prometieron derogar la ley si llegan a la Casa Blanca, entre ellos Jeb Bush, Marco Rubio, Rand Paul, Rick Perry y Mike Huckabee.

La oposición republicana en el Congreso, que ha tratado decenas de veces de derogar o dejar sin fondos la reforma sanitaria conocida como "Obamacare" desde su promulgación en 2010, también condenó la sentencia del Supremo, que hoy respaldó el sistema de subsidios para pagar los seguros médicos contenido en esa ley de salud.

"Obamacare está fundamentalmente roto y aumenta los costes de los seguros médicos para millones de estadounidenses. La sentencia de hoy no cambia ese hecho", indicó el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, en un comunicado.

"Seguiremos con nuestros esfuerzos para derogar la ley y sustituirla con soluciones centradas en los pacientes que se ajusten a las necesidades de los ancianos, los propietarios de pequeños negocios, y las familias de clase media", añadió Boehner.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes han votado decenas de veces para derogar la ley, y en noviembre pasado demandaron judicialmente a altos funcionarios del Gobierno de Obama por unos cambios que el mandatario realizó por decreto en la reforma sanitaria para facilitar su implementación en 2013.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, condenó hoy también las "promesas rotas" de "Obamacare" e instó a los demócratas a "trabajar" con él para reparar "una ley que sigue haciendo que la vida sea miserable para demasiada gente".

En cuanto a los aspirantes a la Casa Blanca, Bush se declaró "decepcionado" por la sentencia del Supremo, pero aseguró que este "no es el fin de la lucha contra 'Obamacare'".

"Como presidente de EEUU, una de mis principales prioridades sería arreglar nuestro sistema de salud roto. Trabajaré con el Congreso para derogar y reemplazar esta fallida ley con reformas conservadoras que den a los consumidores más opciones y control sobre sus decisiones de salud", dijo Bush en un comunicado.

Rubio, por su parte, opinó que el Supremo "ha errado una vez más", después de un primer respaldo de la reforma sanitaria en 2012, "a la hora de corregir los errores hechos por el presidente Obama".

"Sigo comprometido con derogar esta mala ley y reemplazarla con mi propio plan centrado en los consumidores", señaló el senador republicano por Florida en un comunicado.

Rand Paul aseguró también que, como presidente, hará que derogar la reforma sanitaria sea su "misión", mientras que Huckabee tachó la decisión del Supremo de "tiranía judicial" y prometió una alternativa a esa ley si llega a la Casa Blanca, a lo que también se comprometió el exgobernador de Texas Rick Perry.

El Comité Nacional del Partido Republicano (RNC) afirmó que la decisión de hoy deja claro que es necesario "votar por un presidente republicano" en 2016 para "arreglar" el sistema de salud, en palabras del jefe de esa organización, Reince Priebus.

Desde el lado demócrata de la carrera a la Casa Blanca en 2016, tanto la exsecretaria de Estado Hillary Clinton como su rival en las primarias, el senador Bernie Sanders, celebraron la sentencia.

"¡Sí! El Supremo ha afirmado lo que sabemos que es cierto en nuestros corazones y bajo la ley: los seguros de salud deberían ser asequibles y estar disponibles para todos", dijo Clinton en su cuenta oficial de Twitter.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
84°