Los nacimientos aumentan en EEUU tras años de declive

En 2014 nacieron unos 53,000 bebés más que el año anterior

NUEVA YORK — Parece que la recesión de bebés ha terminado. Los datos preliminares indican que los nacimientos en Estados Unidos aumentaron el año pasado por primera vez en siete años.

En 2014 nacieron unos 53,000 bebés más que el año anterior, un aumento del 1%. Los nacimientos subieron en casi todos los grupos étnicos y raciales, y hubo mejoras en otros indicadores clave. Los nacimientos de madres adolescentes alcanzaron otro mínimo histórico y hubo menos cesáreas y partos prematuros.

“Parece que quizá estemos viendo el cambio de tendencia que anticiparon muchos expertos”, dijo Gretchen Livingston, experta en tendencias de natalidad en Centro de Investigación Pew, que no participó en el informe.

Estados Unidos lleva en una recesión de natalidad desde 2007, un declive de nacimientos que los expertos atribuyeron principalmente en la economía del país. La tendencia parecía haber terminado en 2013 cuando las cifras preliminares mostraron un leve aumento en los nacimientos.

Sin embargo, el recuento final volvió a registrar un descenso.

Los analistas del gobierno dijeron haber tomado medidas adicionales para asegurarse de que los datos preliminares de 2014 se mantienen. Aun así, algunos expertos advirtieron en contra de declarar un alza duradera.

“He aprendido a no pronosticar”, señaló Brady Hamilton, de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), autor principal del nuevo estudio, basado en la revisión de casi todos los certificados de nacimiento.

A continuación, datos destacados del informe de 2014:

—Nacieron poco menos de 4 millones de bebés. Aumentaron los nacimientos de madres blancas, negras, asiáticas e hispanas. Por motivos desconocidos, cayeron entre las madres nativo americanas.

—Las tasa de natalidad para mujeres en edad fértil subió 1%, a casi 63 nacimientos por cada 1,000 mujeres. En 2013, la tasa fue del 62.5%, la más baja de la historia.

—La tasa total de fertilidad subió ligeramente en menos de un 1%. Ese dato indica cuántos hijos se espera que tenga una mujer si se mantiene la tendencia actual. La cifra quedó por debajo de 1.9 niños el año pasado. Los expertos señalan que el objetivo para mantener la población en su volumen actual es una tasa del 2.1%.

—En torno al 32% de los bebés nacieron por cesárea, lo que supone el segundo descenso consecutivo. En la década de 1980, las autoridades sanitarias marcaron un objetivo del 15% en la creencia de que muchas cesáreas se hacen por comodidad o por precaución excesiva.

—La tasa de partos prematuros, que contabilizan los nacimientos tras menos de 37 semanas de gestación, remitió a menos del 10%, dentro de un declive continuado.

—La tasa de natalidad para mujeres en la treintena y la cuarentena siguió creciendo. La de natalidad para mujeres al final de la veintena —las que tienen más hijos— se mantuvo estable tras años de declive.

—La tasa de madres adolescentes cayó 9%, continuando un declive iniciado en 1991. La cantidad de bebés nacidos de adolescentes el año pasado —unos 249,000— es menos de la mitad del máximo de 645.000 alcanzado en 1970.

Algunos expertos esperaban que ese descenso se equilibrara en algún momento.

“Lo que hemos visto es bastante llamativo”, señaló Bill Albert, de la Campaña Nacional para Prevenir los Embarazos Adolescentes y No Planificados.

Los expertos atribuyen el declive a varios factores, como un descenso en las relaciones sexuales de adolescentes y un mayor uso de métodos anticonceptivos. Al parecer, eso está relacionado con un cambio en las normas sociales para muchos jóvenes, señaló Albert. Tienen más recelo ante un embarazo y es más improbable que conozcan a alguien que se quedó embarazada de adolescente e incluso a una hija de una madre adolescente, indicó.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
86°