Lindsey Graham inicia campaña por la Casa Blanca

Graham afirmó que será capaz de derrotar a los adversarios de Estados Unidos

El senador por Carolina del Sur Lindsey Graham lanzó el lunes su campaña por la nominación presidencial republicana para las elecciones de 2016, con un discurso en el que retrató sombríamente a los radicales islamistas actuando a sus anchas en un mundo que ya está en peligro también por las ambiciones nucleares de Irán.

Graham afirmó que será capaz de derrotar a los adversarios de Estados Unidos, haciendo compromisos que devolverían a miles de soldados estadounidenses a Irak, en cuyo caso el país volvería a participar en esa guerra.

"Tengo un mensaje simple", dijo a sus seguidores en la pequeña ciudad donde creció. "Tengo más experiencia con nuestra seguridad nacional que cualquier otro precandidato en esta contienda. Eso te incluye a ti, Hillary", dijo, en clara alusión a la exsecretaria de Estado y precandidata demócrata Hillary Rodham Clinton. Graham aludió también a los políticos de su propio partido que defienden la no intervención y a sus rivales con poca o ninguna experiencia en política exterior.

Graham es una voz prominente en el Senado que ha promovido una política exterior belicista y ha dibujado las amenazas que enfrenta Estados Unidos en términos particularmente oscuros.

"En pocas palabras, el Islam radical está desbocado", dijo. "Ellos tienen más refugios, más dinero, más armas y más capacidad de atacar nuestra patria que en cualquier momento desde el 11 de septiembre de 2001. Son grandes, son ricos y están atrincherados".

Dijo que como presidente, volverá a esos extremistas "pequeños, pobres y huyendo de la justicia".

"Me temo que algunos estadounidenses se han cansado de luchar contra ellos", dijo. "Tengo malas noticias que darles: los islamistas radicales no están cansados de luchar contra ustedes".

Aunque se enfocó en los milicianos del Estado Islámico establecidos en Irak y Siria, Graham dijo que Irán plantea las amenazas más graves.

Si Estados Unidos no consigue evitar que Irán tenga capacidad de fabricar armas nucleares, dijo Graham, "Irán dará lugar a una carrera de armas atómicas en la región menos estable en la Tierra, y hará más probable que las personas que aspiran a los genocidios tengan los medios más eficaces para cometerlos".

Graham es un miembro declarado de varios políticos conservadores que llegaron al Congreso en 1994, pero se unió a los demócratas en algunas votaciones polémicas. Por ejemplo, en 2012 apoyó una reforma a las leyes migratorias y en 2013 votó a favor de poner fin a un cierre parcial del gobierno.

Su llamado a una postura militar más fuerte en el extranjero es un riesgo calculado para el tres veces senador de 59 años y abogado jubilado de la Fuerza Aérea que sorprendió a muchos cuando comenzó a insinuar a principios de año que se postularía a la presidencia.

Su enfoque contrasta marcadamente con su compañero senador y precandidato presidencial, Rand Paul, de Kentucky, quien favorece una menor intervención militar

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
88°