Intensifican lucha por licencias para indocumentados en Carolina del Norte

Grupos proinmigrantes en Carolina del Norte recolectaron hoy firmas en diferentes ciudades del estado para apoyar el proyecto de ley HB 328, que otorgaría permisos restringidos de conducir a los indocumentados.

El grupo de base, "Si a las licencias, NO a las restricciones NC", organizó a lo largo del día de hoy jornadas en las ciudades Winston Salem y High Point, al oeste del estado, para informar a la comunidad sobre la propuesta de ley.

"Hay confusión con el proyecto. Algunos piensan que ya está aprobado y pueden tener licencias, otros no saben que de pasar la medida, eliminaría las matrículas consulares", declaró a Efe Ileana Santillán Carrillo, miembro del grupo.

La organizadora comunitaria, que trabaja para el grupo "El Pueblo", con sede en Raleigh (capital del estado), señaló que las jornadas informativas continuarán las próximas semanas, así como las campañas por correos electrónicos, llamadas telefónicas y otros esfuerzos para conseguir apoyo de los legisladores.

La HB 328 estipula emitir licencias e identificaciones estatales, que serían diferentes a los documentos convencionales, a los inmigrantes sin documentos tras una revisión de sus antecedentes.

El proyecto de ley incrementa las penalidades para los que producen identificaciones y licencias falsas, y especifica que no sería aceptada como ID para votar o para registrarse en programas estatales.

En las últimas semanas, diferentes grupos locales han realizado vigilias, llamadas telefónicas a legisladores estatales y al gobernador republicano Pat McCrory, además de enviar correos electrónicos y cartas de apoyo al proyecto, el cual se espera sea debatido en las próximas semanas en la Cámara de Representantes estatal.

A pesar de que el Consejo Asesor de Asuntos Latinos/Hispanos de esta estado ha recomendado al gobernador apoyar el proyecto, McCrory mantiene firme su rechazo a la medida porque "ofrece privilegios a los ilegales".

Esta semana, el portavoz del gobernador, Josh Ellis, declaró al periódico hispano "Qué Pasa" que el republicano ha solicitado una opinión legal al fiscal general sobre la legalidad de otorgar permisos de conducir a indocumentados.

No obstante, Noelle Talley, portavoz de la oficina del fiscal general de este estado, Roy Cooper, señaló a Efe que hasta el momento "no han recibido ninguna solicitud del gobernador" con respecto a la legalidad de la HB 328.

No es la primera vez que para aclarar la legalidad de las licencias para los sin papeles McCrory acude al fiscal, un demócrata que se vislumbra como candidato a la gobernación en 2016.

El gobernador solicitó a finales de 2012 que Cooper que analizara si los beneficiados con la Acción Diferida (DACA) podría tener licencias de conducir en Carolina del Norte.

Un año después, en enero de 2013, el fiscal determinó que los llamados "soñadores" tenían "presencia legal" en el país bajo el citado programa migratorio federal y, por lo tanto, podrían tramitar el permiso de manejo, lo que comenzó a suceder en marzo de ese mismo año.

La tardanza de la discusión de la HB 328 se debe en parte a que los legisladores han antepuesto en el Legislativo la discusión del presupuesto estatal, que debe quedar zanjado para el mes de julio. EFEUSA.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°