Hillary Clinton apela a luchar contra las restricciones de acceso al voto en el país

Hillary Clinton apela a luchar contra las restricciones de acceso al voto en el país

La precandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, apeló ayer a ampliar el voto por anticipado en el país y denunció "los esfuerzos republicanos por restringir el acceso" al mismo, por lo que pidió que éste sea "universal y automático".

Fue precisamente en Houston (Texas) donde la exprimera dama desplegó en un discurso sus propuestas para ampliar la capacidad de ejercer el derecho al sufragio de los estadounidenses, como por ejemplo alentando a los estados a que establezcan al menos 20 días de voto anticipado, incluyendo fines de semana, en todo el país.

La favorita demócrata para las elecciones presidenciales de 2016 se sumó a las críticas de otros sectores de su partido, incluido el propio presidente, Barack Obama, sobre los obstáculos que -a su juicio- han creado muchos estados gobernados por la oposición republicana para evitar el voto de las minorías, históricamente votantes demócratas.

El tema es seguido de cerca por los votantes negros, que apoyaron a Obama de manera masiva en sus dos candidaturas presidenciales y a quienes Clinton aspira a convencer de cara al próximo año para impulsar su camino a la Casa Blanca.

En concreto, la aspirante no perdió la oportunidad de criticar a quienes serán presumiblemente candidatos presidenciales por el Partido Republicano, Scott Walker, Jeb Bush, Chris Christie; y al propio Gobernador de Texas, Rick Perry, a quienes acusó de aplicar medidas para obstaculizar el voto de las minorías.

La exsecretaria de Estado insistió en que estas actuaciones solo buscan "quitar poder a la comunidad negra, a los latinos o los jóvenes", en vez de trabajar por ampliar el ejercicio democrático en el país.

"Los llamados 'millenials' (generación que cumplió la mayoría de edad después del 2000) son la generación más diversa, tolerante e inclusiva de la historia de Estados Unidos, y ahora son los que enfrentan más exclusión", apuntó.

En este sentido, Clinton puso como ejemplo que en el estado de Texas la licencia de armas es válida como documento de identidad para registrarse para votar, pero no lo es un carné estudiantil.

Los demócratas están preparando una batalla legal a gran escala contra las nuevas leyes de identificación de votantes y los esfuerzos para restringir el acceso al voto en algunos estados.

A este respecto, la precandidata presidencial recordó una sentencia emitida por el Tribunal Supremo estadounidense en 2013, que eliminó partes de la Ley de Derechos Electorales, que precisamente trataban de evitar este tipo de actuaciones en los estados donde hay más casos de discriminación.

Clinton consideró que aquella decisión "afectó al corazón" de una ley histórica, perjudicando especialmente a los más pobres, los ancianos, las minorías y los jóvenes y llamó al Congreso a actuar para poner fin a la situación.

"Tenemos -concluyó- que trabajar para ampliar nuestro compromiso para la democracia, y no para entorpecerlo". 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°