Fracasan licencias de conducir para indocumentados en Florida

Una iniciativa encaminada a otorgar licencias de conducir a unos 730.000 indocumentados en Florida fracasó en la Legislatura estatal.

Según la actualización de hoy de la agenda legislativa, el proyecto de ley SB300, del senador republicano René García, "murió en el comité de Transporte".

La Legislatura, que por primera vez en la historia reciente terminó sus sesiones ordinarias, el pasado 1 de mayo, sin siquiera aprobar el presupuesto estatal, que vence el próximo 1 de julio, tiene previsto reuniones extraordinarias entre el 1 y 20 de junio.

Estas nuevas sesiones, sin embargo, están encaminadas principalmente a lograr un acuerdo sobre el presupuesto, que fracasó debido a la división en el tema de ampliación del Medicaid, que beneficiaría a unos 800.000 floridanos con seguro de salud.

La iniciativa del senador García buscaba enmendar la ley actual de Florida que pide como requisito para solicitar licencias de conducir la tarjeta de Seguridad Social u otros documentos federales que certifiquen el estatus legal migratorio.

Según la medida, algunos de los documentos válidos alternativos para tener el permiso de conducir serían el número de identificación del pago de impuestos o certificados de identidad expedidos por gobiernos de otros países.

Un proyecto al respecto, vetado por el gobernador Rick Scott en 2013, sólo favorecía a estudiantes indocumentados que a la postre se beneficiaron con la Acción Diferida (DACA) de 2012, el primer alivio migratorio decretado por el presidente Barack Obama y que ha salvado de la deportación a unos 600.000 estudiantes indocumentados del país.

La semana pasada legisladores de Nebraska, el único estado que aún no otorga licencias a jóvenes amparados bajo DACA, votaron por amplia mayoría a favor de un proyecto de ley que beneficiará a miles de inmigrantes cuando se apruebe de manera definitiva en el estado.

Por otro lado, activistas migratorios de Florida tienen previsto para mañana un "día de acción" a favor de las medidas ejecutivas de Obama, de noviembre pasado, que buscan beneficiar a por lo menos cinco millones de indocumentados, entre ellos a más estudiantes de DACA y a padres de ciudadanos estadounidenses o residentes legales.

Estas medidas están bloqueadas en las cortes federales tras la demanda de 26 estados, entre ellos Florida.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°