Estados Unidos

Estalla cohete con suministros para la Estación Espacial

El cohete se sacudió cuando viajaba a 4.640 kilómetros (2.900 millas) por hora

Un cohete no tripulado de la empresa SpaceX que llevaba suministros y el primer puerto de acoplamiento a la estación espacial internacional estalló el domingo poco después de despegar. Fue un revés grave para la NASA, todavía afectada por similares fracasos recientes.

La NASA dijo que el accidente ocurrió unos dos minutos y medio después del despegue desde Cabo Cañaveral, en Florida. Se vieron caer los restos al Atlántico. La nave llevaba más de 2.360 kilogramos (5.200 libras) de carga, incluso el primer puerto de acoplamiento diseñado para futuras cápsulas comerciales tripuladas.

"Al parecer hemos experimentado un fracaso en el lanzamiento del vehículo", anunció el comentarista de la NASA George Diller. Precisó que los datos emitidos desde el cohete cesaron a los 2 minutos 19 segundos del lanzamiento.

El cohete se sacudió cuando viajaba a 4.640 kilómetros (2.900 millas) por hora, a unos 43 kilómetros (27 millas) de altura. Todo parecía ir bien hasta que el cohete superó la barrera del sonido.

El fundador y director general de SpaceX, Elon Musk, dijo que se produjo una presión excesiva en el tanque de oxígeno líquido en la etapa superior del cohete. "Eso es todo lo que podemos decir ahora a ciencia cierta", afirmó Musk vía Twitter "Tendremos más información cuando hagamos un análisis exhaustivo". Musk es también director de Tesla, fabricante de automóviles eléctricos.

La presidenta de SpaceX, Gwynne Shotwell, aseguró a la prensa que la compañía solucionará el problema "y volverá a volar". No dijo cuánto podría tardar antes de reanudar los lanzamientos y afirmó que la compañía cumplió con todos los requisitos de seguridad.

Fue un nuevo contratiempo para la NASA que cuenta con la industria privada para transportar carga —y eventualmente astronautas— al laboratorio en órbita. Las siete misiones anteriores de abastecimiento de SpaceX funcionaron perfectamente.

Esta es la segunda misión de abastecimiento seguida que falla. En abril, una nave de carga rusa se descontroló y se destruyó en su reingreso en la atmósfera y en octubre, otra nave de carga de la compañía resultó destruida durante el lanzamiento.

El Dragon llevaba alimentos, ropa e instrumental para experimentos científicos a fin de reemplazar los perdidos en esas dos misiones fallidas.

"Este es un día difícil", admitió el funcionario espacial de la NASA William Gerstenmaier. Agregó que no había ningún factor común entre los tres accidentes, "excepto que se trata del espacio y es difícil surcarlo".

Los tres ocupantes de la estación espacial no corren ningún peligro inmediato. La semana pasada, el director del programa de la estación espacial en NASA, Mike Suffredini, informó que la estación orbital tenía suficientes suministros hasta octubre más o menos.

Se anticipa que Rusia intentará enviar suministros el viernes desde Kazajistán.

SpaceX es una de dos empresas contratadas por la NASA para empezar a llevar astronautas a la estación espacial a partir de 2017. La otra es Boeing.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
78°