Estados Unidos

El 'balserito' Elián González quiere viajar a Estados Unidos

"Lo primero que quiero dar a los estadounidenses es las gracias por todo el amor que me dieron"

El joven cubano Elián González, el “balserito” que fue rescatado del mar en noviembre de 1999 por dos pescadores estadounidenses, señaló hoy en una entrevista con el canal ABC News que desea viajar como turista a este país para agradecer el “amor que le dieron”.

“Lo primero que quiero dar a los estadounidenses es las gracias por todo el amor que me dieron”, dijo en la entrevista al periodista Jim Ávila, del citado canal.

Elián González tenía 5 años cuando en 1999 la embarcación rústica en que viajaba a Florida naufragó, lo que causó la muerte de su madre y el inicio de una agria disputa legal, familiar y política entre Cuba y EE.UU., tras ser entregado en custodia a familiares en Miami.

Una de las ilusiones de este joven cubano de 21 años es regresar a Estados Unidos para asistir a un partido de béisbol, además de visitar los museos de Washington y hablar con los estadounidenses.

“Quizá algún día pueda visitar Estados Unidos y personalmente dar las gracias a la gente que nos ayudó, que estaban a nuestro lado, porque estoy muy agradecido por lo que hicieron”, subrayó.

En su primera aparición como adulto ante las cámaras de un medio estadounidense, González se refirió a la estatua del prócer cubano José Martí con un niño -que muchos identifican con González- que fue erigida cerca de la sección de intereses de Estados Unidos en La Habana.

Representa a “todo niño cubano (…) Veo al padre proteger a su hijo, y no es sólo conmigo. Es cada niño en Cuba”, dijo, para agregar: “Me siento orgulloso porque siento que es una estatua que refleja lo que pasó en ese momento. Es un símbolo de la fidelidad de lo que pasó, representa a un padre que está tratando de proteger a su hijo”, reiteró.

González respondió a las preguntas en un inglés elemental y evocó el momento en que la embarcación en que viajaba volcó en el mar: “Recuerdo cuando caímos al agua, recuerdo que fui subido a una plataforma y mi madre me cubría y luego, en algún momento, levanté mi cabeza y ya no la vi más”, comentó.

“No había nadie más. Estaba solo en medio del mar… y esa es la última cosa que recuerdo”, prosiguió.

A continuación, aseguró que, si su madre no estaba hoy a su lado, es “porque ella luchó hasta el último minuto para que él sobreviviera”. “Tras dar su vida por mí, creo que ella fue quien me salvó en ese momento de peligro”, subrayó.

González es estudiante de Ingeniería Industrial y, desde su mayoría de edad, ha aparecido en los medios debido a su participación o intervenciones en algunos actos, e incluso ha ofrecido entrevistas.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
64°