Congreso debate la ley de seguro médico de Obama

De ser eliminados, millones de personas serían obligadas a abandonar su seguro de salud por ser muy costoso

El Congreso y los estados deberán responder si la Corte Suprema anula los subsidios federales que son el fundamento del programa de salud del presidente Barack Obama, dijo el miércoles al Congreso la secretaria de salud y servicios humanos Sylvia Burwell.

En sus declaraciones a la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Burwell detalló los esfuerzos del gobierno por mantener la presión sobre los republicanos si se anula esa asistencia financiera. Los republicanos tienen mayoría en el Congreso y 26 de los 34 estados que probablemente serán los más afectados si eso ocurre tienen gobernadores republicanos.

Los republicanos censuraron al gobierno aduciendo falta de cooperación, en una audiencia que puso de manifiesto el modo en que la ley de Obama que lleva 5 años sigue siendo motivo de divisiones partidistas.

La Corte Suprema deberá fallar este mes sobre una demanda interpuesta por conservadores según la cual los subsidios que ayudan a millones de personas a solventar el seguro de salud son solo legales en los estados que operan sus propios mercados de seguros.

En los 34 estados que usan el portal federal HealthCare.gov que se supone serán los más afectados si se invalida la ayuda, 7,3 millones de personas se han inscrito y han hecho los pagos iniciales. De ellos, un 88% —6,4 millones de personas— reciben subsidios federales que promedian los 272 dólares mensuales.

Si el tribunal supremo anula la ayuda, "corresponderá al Congreso, los estados y los gobernadores determinar si esos subsidios están disponibles", precisó Burwell.

Los subsidios son extendidos en forma de créditos impositivos. De ser eliminados, millones de personas podrían verse obligadas a abandonar su seguro de salud por ser demasiado costoso.

El presidente de la comisión, el republicano Pal Ryan, preguntó reiteradamente a Burwell si Obama trabajaría con los legisladores para reformar la ley "o si va a ponerse firme y decir 'Mi ley o nada'''.

Burwell respondió que el gobierno "hará todo lo posible" para comunicarse y trabajar con los estados.

Agregó que si el Congreso envía a Obama una ley que mejora "la accesibilidad y calidad, estamos abiertos a eso".

Ryan, aspirante a la candidatura presidencial republicana, respondió que el plan del gobierno ha fracasado. Pero la representante demócrata Sander Levin respondió que el único fracaso han sido los ataques republicanos a la ley que permite a millones de estadounidenses tener seguro de salud. "Ustedes critican a millones de personas que tienen un seguro que jamás habían tenido. ¿Están furiosos porque el programa está funcionando mejor?"

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
55°