Ben& Jerry acuerda mejorar condiciones de los trabajadores

Associated Press

El fabricante de helados Ben & Jerry's acordó el martes mejorar los pagos y las condiciones laborales de las personas que trabajan en las granjas que proveen de leche a la compañía con sede en Vermont.

El acuerdo "Milk with Dignity" fue firmado por el director general de Ben & Jerry's Jostein Solheim y miembros del grupo Justicia Migrante. El pacto garantiza los derechos humanos de los trabajadores y asegura una mejor relación con los granjeros debido a que los empleados realizarán un mejor trabajo, de acuerdo con Enrique "Kike" Balcázar, un migrante de 24 años originario de Tabasco, México, que ha trabajado durante siete años en Vermont y actualmente es uno de los líderes de Justicia Migrante.

"Y Ben & Jerry's gana... porque venderá un producto que garantiza los derechos humanos de los trabajadores, por lo que los consumidores recibirán un producto justo. Es decir, leche con dignidad", afirmó Balcázar.

Solheim dijo que se trata del primer acuerdo de su tipo en la industria de productos lácteos en Estados Unidos, y posiblemente en el mundo.

"Es un acuerdo que pone al trabajador a cargo de los derechos laborales", declaró. "Es un movimiento encabezado por trabajadores, pero es un sistema muy inteligente. Es un sistema que realmente crea una situación en la que todos ganan".

Alrededor del 85% de la leche que Ben & Jerry utiliza en su helado hecho en América del Norte proviene de unas 80 granjas lecheras de Vermont, muchas de las cuales dependen de la mano de obra migrante.

Balcázar dijo que una encuesta entre los trabajadores reveló que el 40% no tenía un día de descanso y el 40% no recibía el salario mínimo. La mayoría de las granjas proveen de vivienda y los empleados necesitan un estándar mínimo de vivienda.

El programa establece una junta de estándares, una organización independiente sin fines de lucro que trabajará en conjunto con los empleados y los granjeros para asegurar un trato justo.

Solheim lo definió como un proceso de colaboración para obtener un resultado para el trabajador y el granjero que será distinto para cada granja. Afirmó que el dinero extra que se les paga a los granjeros no resultará en helados más costosos. La compañía absorberá el gasto adicional como parte del negocio, subrayó.

"Cuando compras Ben & Jerry's, compras esos valores y estándares", comentó.

Eventualmente, se requerirá que todas las granjas que abastecen de leche a Ben & Jerry's participen en el programa. Después de eso, podría expandirse a otras partes del país.

Muchos de los granjeros tratan bien a sus trabajadores, mientras que otros necesitan de ayuda y respaldo, afirmó Balcázar.

"Hoy estamos dando un gran paso, los trabajadores, para hacer esto realidad", afirmó. "Hoy es un nuevo día en la industria de productos lácteos".

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°