Arrestan a un segundo guardia por fuga de cárcel

Las autoridades estadounidenses presentarán cargos de fomentar el contrabando en prisión y otros delitos contra un guardia de la prisión de seguridad de la que se escaparon dos reos. El guardia entregó a los prisioneros un paquete de carne congelada que contenía herramientas antes de que se fugaran.

Sin embargo, un abogado del agente de prisiones Gene Palmer dijo que su cliente no tenía conocimiento de que hubiera material de contrabando dentro de la carne.

"Sí pasó la carne de hamburguesa. No debería haberlo hecho. Se disculpó por ello", dijo el abogado defensor Andrew Brockway el miércoles por la noche. El letrado insistió en que Palmer no sabía que los presos intentaban escapar.

Palmer trabajaba en el correccional del condado de Clinton, en Dannemora, estado de Nueva York. Los presos David Sweat y Richard Matt desaparecieron el 6 de junio del penal.

A primera hora del jueves, el guardia abonó la fianza de 25.000 dólares que le fue impuesta tras comparecer ante un juez en Plattsburgh para afrontar los cargos de fomentar contrabando en prisión, alterar pruebas físicas y mala conducta en su labor.

Funcionarios del penal del condado de Clinton dijeron que Palmer quedó el libertad en torno a las 12:30 a.m. del jueves tras pagar la fianza con su tarjeta de crédito.

Palmer se declarará no culpable el jueves en su vista, indicó Brockway.

Las autoridades dicen que los presos abrieron un hueco en la pared de acero en su celda, se arrastraron por una pasarela, perforaron una pared de ladrillos, hicieron agujeros para entrar y salir de una tubería de vapor y cortaron una cadena y un cerrojo en la tapa de un pozo de registro fuera de la prisión.

Sweat, de 35 años, cumplía condena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato de un policía. Matt, de 48, cumplía una condena de 25 años por el secuestro, tortura y descuartizamiento de su exjefe.

Joyce Mitchell, otra empleada de la prisión, está detenida y acusada de ayudar a los asesinos al proporcionarles sierras, formones y otras herramientas. Se ha declarado no culpable y sigue detenida.

Mitchell dijo a los investigadores que había pasado de contrabando sierras, un destornillador y otras herramientas colocándolas dentro de la carne congelada de hamburguesa, indicó el fiscal del distrito del condado de Clinton, Andrew Wylie. Después colocó la carne en un refrigerador en la sastrería de la prisión, donde ella trabajaba, y Palmer llevó la carne Sweat y Matt, que se alojaban en un módulo donde los presos podían preparar sus comidas. El guarda desconocía que hubiera herramientas en la carne, dijo el fiscal.

Palmer sigue cooperando con los investigadores que tratan de rastrear a los fugitivos, dijo Browckway.

"Comprende que esto es una emergencia pública, y dará a las autoridades toda la información que tenga para ayudar a capturar al señor Sweat y el señor Matt", dijo el abogado.

Palmer estaba suspendido de su empleo desde el martes. Su abogado dijo entonces a la televisora WPTZ de Plattsburgh que su defendido había sido completamente sincero durante varias horas de interrogatorio el sábado.

"Puedo confirmar al 100% que él no sabía que estuvieran planeando una fuga de la prisión", afirmó Brockway.

En tanto, equipos que buscaban a los prófugos el miércoles lidiaban con laderas empinadas, espesos bosques, insectos y la posibilidad de que los reclusos a la fuga desde hace 19 días estén armados.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
63°