Aplican a niños migrantes vacunas para adultos en Texas

Aplican a niños migrantes vacunas para adultos en Texas

Unos 250 niños migrantes en un centro de detención de Texas donde se encuentran con sus madres recibieron por error dosis para adultos de la vacuna contra la hepatitis A, dijeron funcionarios del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas.

Las vacunas fueron administradas esta semana, pero ninguno de los niños ha sido hospitalizado ni ha tenido alguna reacción adversa, dijeron el sábado funcionarios del ICE (siglas en inglés del servicio).

Richard Rocha, un portavoz de la agencia, comentó que profesionales de atención a la salud tendrán a los niños bajo observación durante los próximos cinco días para detectar cualquier efecto secundario, aunque no se anticipan reacciones adversas.

"Los padres en la instalación fueron advertidos y aconsejados por profesionales médicos respecto a los potenciales efectos secundarios, proporcionándoseles servicios en varios idiomas", señaló Rocha en un comunicado.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el virus de la hepatitis A puede causar infección hepática y usualmente se transmite entre individuos y a través del consumo de alimentos y agua contaminados.

El doctor Peter J. Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical en la Universidad Baylor de Medicina en Houston, dijo que los niños probablemente recibieron el doble de la dosis pediátrica de la vacuna. Señaló que hay que seguirlos monitoreando, aunque es poco probable que presenten complicaciones a corto y largo plazo.

"Supongo que no habrá efectos significativos", dijo el especialista. "Si acaso, se podría tener una respuesta inmunológica más alta".

Rocha dijo que el ICE y la Oficina de Salud del Departamento de Seguridad Nacional investigan cómo ocurrió el error en el centro de detención de Dilley y cómo se pueden evitar situaciones similares en el futuro.

Hasta el miércoles, el centro ubicado a 113 kilómetros (70 millas) al suroeste de San Antonio contaba con 2.000 mujeres y niños detenidos, la mayoría de ellos provenientes de Centroamérica y que ingresaron a Estados Unidos a través de México en busca de asilo. Un segundo centro de detención en Karnes City, ubicado 96 km (60 millas) al sureste de San Antonio, tenía aproximadamente 400 detenidos. Existe un tercer centro de detención más pequeño en el condado Berks, Pensilvania.

Crystal Williams, directora general de la Asociación de Abogados de Inmigración de Estados Unidos, la cual ha proporcionado servicios jurídicos gratuitos a mujeres y niños detenidos, dijo en un comunicado que voluntarios "han notado desde hace mucho tiempo patrones perturbadores de lo que parece ser un inadecuado cuidado de la salud".

"Esta última permutación es mucho más que espantosa", afirmó Williams en el comunicado.

Pero anteriormente el ICE ha dicho que los profesionales del cuidado de la salud en los centros proporcionan atención médica de calidad, y que la agencia se toma "muy en serio la salud, la seguridad y el bienestar de las personas bajo nuestro cuidado".

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°