Alcoholismo afecta a 33 millones de adultos en EE.UU.

"Desorden de uso de alcohol"

Casi 33 millones de adultos en Estados Unidos tienen problemas en el consumo de alcohol y la mayoría de ellos nunca ha buscado tratamiento, de acuerdo a una encuesta gubernamental que señala que los índices se han incrementado en los últimos años.

El estudio es el primer estimado nacional en la materia, basándose en el nuevo término de "desorden de uso de alcohol" que es ampliamente descrito en un texto psiquiátrico que fue actualizado en 2013.

La investigación publicada el miércoles en el diario JAMA Psychiatry define a los bebedores problemáticos o aquellos con el desorden como gente con al menos dos de 11 síntomas, entre los que se incluye afectación al rendimiento laboral, escolar o en casa, resacas frecuentes e intentos fallidos para limitar su consumo.

Los problemas leves incluyen de dos a tres síntomas; los casos severos involucran al menos seis síntomas. La nueva edición del manual combina el abuso de alcohol y la dependencia, que habían sido desórdenes distintos, agregó la ansiedad como uno de los síntomas y eliminó de esa misma lista los problemas legales relacionados al consumo de alcohol.

Investigadores del Instituto Nacional sobre Abuso del Alcohol y Alcoholismo interrogó a 36.000 adultos entre 2012 y 2013 sobre sus hábitos para beber, incluyendo los actuales o dentro del año pasado. Cerca del 14% de los adultos eran bebedores problemáticos actuales o recientes, es decir casi 33 millones a nivel nacional, y 30% —casi 69 millones— lo han sido en algún punto de sus vidas. Los problemas leves fueron los más comunes, mientras que el 14% nunca había experimentado problemas severos.

Utilizando la definición anterior, los índices fueron de 13% para los bebedores problemáticos recientes o actuales, y 44% para los que han pasado por ello en algún momento — un incremento del 9 y 30 % con respecto a la encuesta de 2001-02 de la agencia.

Casi 40% de los adultos que reportaron haber bebido recientemente, se involucraron en consumo de alcohol compulsivo — ingiriendo al menos cinco tragos en un día al menos una vez en el último año, un aumento de 31% con respecto a la encuesta previa. El consumo aún mayor también aumentó, pero fue menos común.

Los problemas de consumo fueron más frecuentes entre los hombres, blancos e indígenas norteamericanos. Adultos de pocos ingresos, los menores de 30 años y aquellos que nunca se han casado también tuvieron tasas relativamente altas. Los bebedores problemáticos también fueron más comunes en áreas urbanas con respecto a las zonas rurales, mientras que el Oeste y la región central tuvieron índices más elevados que en otras áreas.

El doctor George Koob, director de la agencia federal responsable de la encuesta, señaló que no está claro el motivo por el que se ha incrementado el consumo de alcohol, pero que mucha gente subestima los problemas del consumo excesivo. Muchos no buscan ayuda debido al "estigma y negación" y muchos no se dan cuenta que los medicamentos y tratamientos de comportamiento pueden ofrecer ayuda.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°