Presentan nuevo acceso peatonal en garita fronteriza que une EE.UU. y México

Presentan nuevo acceso peatonal en garita fronteriza que une EE.UU. y México

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) presentó hoy el nuevo acceso peatonal de México hacia Estados Unidos en la Garita de San Ysidro, que separa San Diego (EE.UU.) y Tijuana (México) y es considerado el paso fronterizo más transitado del mundo.

El acceso, que entrará en operaciones el próximo 15 de julio, forma parte del proyecto de remodelación de esta garita iniciado en 2011 y que implica una inversión total de 741 millones de dólares para sus tres etapas.

La intención del plan es agilizar el tránsito de 70.000 vehículos y 20.000 peatones que cruzan cada día este puesto que conecta ambas ciudades fronterizas y, de esta manera, impulsar el desarrollo económico de esta región binacional.

El cruce peatonal, denominado PedWest, se encuentra en el sector oeste de la garita y contará con doce líneas de inspección para personas que ingresan a pie desde México hacia Estados Unidos, además de dos carriles "reversibles" que eventualmente serán utilizados para el tráfico de vehículos.

"Estamos haciendo una instalación que no únicamente es más amplia, sino moderna en el sentido de que va a poder integrar las diferentes tecnologías que vayan apareciendo en el futuro", explicó Ramón Riesgo, director del programa de la frontera sur de la Administración de Servicios Generales (GSA).

"Para el año 2019, esta región va a tener un cruce fronterizo con por lo menos 34 carriles en dirección norte para uso peatonal y 34 más para uso de vehículos", ahondó el directivo, al hablar del proyecto final de remodelación.

De la mano de este cruce peatonal, la garita fronteriza pondrá en marcha un nuevo centro de transporte público al servicio de los peatones que llegan a este puesto en autobús, taxis o vehículos particulares.

Tras la apertura de este cruce, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) procederá a cerrar parcialmente el que ha sido el cruce peatonal de San Ysidro desde 1976, para iniciar los correspondientes trabajos de reconstrucción que terminarán en tres años.

Durante este periodo, quedarán abiertas únicamente seis líneas de inspección al costado del viejo cruce, esto para procesar a quienes prefieran seguir utilizando la antigua ruta peatonal para ingresar a California.

"(El conjunto) va a dar suficientes opciones para las personas que cruzan esta región", mencionó Sally Carrillo, directora asociada de CBP en San Ysidro.

Representantes del gobierno mexicano, señalaron que ya está disponible la infraestructura para conectar a los miles de peatones con el PedWest a partir de julio y antes de que concluya el presente año estará listo un espacio para quienes utilicen este mismo cruce desde Estados Unidos hacia México.

"La obra terminará en diciembre de 2016 y una vez que estemos listos todas las instancias e instituciones que colaboramos estaremos en la posibilidad de abrir todos los carriles", indicó Luis Del Moral González, consultor en vinculación internacional para el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN) de México.

Un estudio de la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG) ha puesto de relieve el tránsito de personas y vehículos que circula por este puesto fronterizo, y anticipa que para el año 2030 la circulación de automóviles aumentará en el 87 %.

Este organismo estima que cada año la región conjunta de San Diego y Tijuana pierde 7.000 millones de dólares y 60.000 empleos a consecuencia de los altos tiempos de espera para cruzar la frontera. EFEUSA

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°