#NoEsBroma

'Pollo de los árboles': Comiendo las iguanas del sur de Florida

El Sentinel
Antes de morder la carne de iguana, asegúrese de que no contenga venenos ni otras sustancias dañinas

Mientras muchas personas ven la población invasora de iguanas del sur de Florida como una molestia en el mejor de los casos y una pandemia en el peor de los casos, Ishmeal Asson ve algo más: El almuerzo.

El residente de Fort Lauderdale y nativo de Trinidad considera que comer iguanas es una forma de vida. Mientras crecía, Asson aprendió a asar los bichos de la isla en reuniones en el patio trasero o fuera de casa.

La iguana es un alimento básico en el Caribe, donde los reptiles son una especie nativa y son conocidos como "pollo de los árboles". Su carne contiene más proteína que el pollo, y los miembros de algunas culturas creen que tiene propiedades medicinales.

En el sur de Florida, Asson no está solo en su gusto por la iguana cocinada. Tiene más de una docena de amigos que comen el animal, y con frecuencia lo cazan utilizando redes y trampas. "Vamos a tener una comida al aire libre este fin de semana", dijo la semana pasada.

Asson indica que él y sus amigos usan un método tradicional para preparar iguanas. "Primero, cortamos la cabeza, luego tostamos [el cuerpo] en el fuego. Tienes que asarlo con la piel puesta porque es más fácil quitarte la piel una vez que está tostada".

"Entonces, lo cortamos en pedazos y lo sazonamos con muchos productos frescos como el cebollín (cebolla china) y la cebollas. También me encanta condimentarlo con curry y pimiento picante. Sabe a pollo".

Como alguien que ha comido iguanas toda su vida, Asson todavía encuentra humor al comer los reptiles de aspecto prehistórico. "Prefiero comerlo con la piel puesta", dijo, "porque entonces sé lo que estoy comiendo". De alguna manera te da un sentido del humor, como, 'Esto es iguana', ¿sabes?

Iguana por libra

Mientras que Asson y otros amantes de la iguana del sur de Florida pueden atrapar a los lagartos de forma gratuita y con poca dificultad, sus pares en otros estados piden carne de iguana a compañías como Exotic Meat Markets.

Anshu Pathak, propietario de la compañía con sede en California, le dijo a El Sentinel que importa 10,000 libras de iguana por mes de los tramperos de Florida. Dijo que su compañía, que vende productos tales como filete de león y salchicha de mapache, está ayudando a controlar la población de iguanas.

"Estoy haciendo salchichas de iguana, perritos calientes, hamburguesas de iguana", dijo Pathak. "Estoy tratando de hacer cualquier cosa y todo para que sean apetecibles para el público. La industria solo está creciendo".

Dijo que vende la carne a clientes y restaurantes en todo Estados Unidos, ofreciendo carne deshuesada por $59.99 por libra e iguana entera con piel por $49.99.

Pathak indicó que solía importar iguanas de Puerto Rico, pero ahora las obtiene de tramperos en Florida. Dijo que los tramperos a veces envían a los reptiles congelados, pero en su mayoría los transportan vivos y en avión. "Muchos de mis clientes los quieren enteros, con agallas".

Pathak dijo que su instalación ha sido aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de EEUU. Cuando recibe iguanas vivas, dijo, las pone en un congelador para matarlas. La FDA no respondió a las preguntas sobre el consumo y la comercialización de la carne de iguana.

La venta de iguanas requiere una licencia de vida silvestre de Florida, aunque no se necesita un permiso para poseer una, según Robert Klepper, portavoz de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida.

No hay prohibición sobre quién puede comprar una iguana, dijo Klepper.

Brian Wood, propietario de All American Gator, una compañía de procesamiento de cocodrilos e iguana en Hollywood, está buscando ávidamente un mercado para sus iguanas atrapadas.

Wood dijo que captura más de mil criaturas al mes. "Me siento mal solo matándolas y perdiéndolas, así que comencé a mantenerlas", dijo. Ahora, más de mil de los lagartos viven en su granja de iguanas en LaBelle, en el condado Hendry. Debido a que captura tantos, Wood dijo que alimenta a algunos de sus caimanes y convierte a otros en billeteras.

"Con la cantidad de iguanas que atrapé, podría hacer una fortuna vendiéndolas si pudiera encontrar un mercado", dijo Wood. "Cuando comencé a vender cocodrilo, la gente preguntaba: '¿Quién se comería cocodrilo?' Ahora, vendo 80,000 libras de eso al año".

'Solo tienes que intentarlo'

Florida no es el único lugar donde los lagartos corren desenfrenados.

Las iguanas verdes comenzaron a apoderarse de Puerto Rico a principios de la década del 2000, minando las carreteras, masticando plantas nativas y hostigando a los isleños.

Fue cuando comenzaron a destruir las cosechas de la isla que los residentes pidieron ayuda al gobierno. Una recompensa de hasta $6 por libra fue colocada en las cabezas de las criaturas.

De manera similar a la caza de pitones de Florida, el gobierno de Puerto Rico emitió permisos en 2012 para que las compañías privadas cazaran iguanas legalmente, dijo Daniel Galan-Kercado, quien era secretario de Recursos Naturales para Puerto Rico en ese momento.

"Fue muy efectivo en los primeros dos años. Estaban capturando entre 200 y 300 por semana ", dijo Galan-Kercado.

Las entidades privadas pagaron cazadores por iguanas y luego procesaron y exportaron la carne a Estados Unidos, América Central y Asia, dijo.

Algunos puertorriqueños también comenzaron a cultivar iguanas, y se convirtió en una industria importante. La comercialización de iguana proporcionó una respuesta para Puerto Rico, pero hasta ahora, ninguna industria de exportación de iguanas opera en Florida.

Además, el reptil está lejos de aparecer en las mesas de la mayoría de los floridanos.

"Solo tienes que probarlas", dijo Brittany Peters, quien durante un reciente viaje al sur de Florida hizo una comida inspirada en iguana por primera vez. Sin experiencia en cocinar las bestias, Peters siguió una ruta más simple que asar la carne sobre una llama abierta: Hacía burritos.

Peters cazó dos iguanas verdes en los Cayos, luego despellejó, hirvió y saltó la carne en la casa de sus parientes en Fort Lauderdale. Hirvió el cuerpo despellejado durante casi una hora y luego quitó la carne tierna. Agregó un condimento de chile-lima de Trader Joe's antes de saltearlo con cebollas. Peters combinó la carne blanca con crema agria, cilantro, aguacate y lima para un "delicioso" burrito de reptil.

(Una nota de precaución para veteranos y potenciales comedores de iguanas: Aunque es ilegal hacerlo, las iguanas a veces han sido envenenadas. Antes de morder la carne de iguana, asegúrese de que no contenga venenos ni otras sustancias dañinas).

Como ávido cazador, Peters no permite que ninguno de los animales que mata se desperdicie. "Si vas a participar en matarlos, [la iguana] es lo suficientemente buena, lo suficientemente sana y sabrosa como para que también te tomes el tiempo para cocinarla", dijo Peters.

En general, le da a su receta tres estrellas, pero solo porque no es chef. "Con algunas clases, creo que podría obtener un sabor aún mejor", dijo. 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
74°