McDonald's jura que sus juguetes de "Minions" no maldicen

McDonald's jura que sus juguetes de "Minions" no maldicen

McDonald's asegura que los juguetes de "Minions" de sus paquetes para niños sólo dicen cosas ininteligibles, no groserías.

Según expertos, la empresa podría estar en lo correcto, y la falla está en cómo nuestros cerebros están preparados para encontrar palabras incluso cuando no están realmente ahí.

La mayor cadena de restaurantes de hamburguesas dijo el viernes que no planea retirar de sus cajitas felices, o Happy Meals, los juguetes inspirados en la película "Minions", pese a que algunos clientes aseguran que las grabaciones de voces de los muñequitos suenan como si dijeran palabras soeces.

The Associated Press compró un juguete cuyos sonidos podrían ser interpretados como la frase en inglés que a veces es abreviada como "WTF". Otra frase podría sonar como "¡Maldita sea!" y la calidad del sonido hace que sea muy difícil decidir quién está en lo correcto.

Los minions hablan un lenguaje sin sentido y McDonald's Corp. dijo que el juguete Minion Caveman (el hombre de las cavernas minion) hace tres sonidos: "ja ja ja," ''para la bukay" y "eh eh". La empresa con sede en Oak Brook, Illinois, emitió un comunicado en el que señala que recibió pocos comentarios de clientes sobre el juguete, que fue lanzado el 3 de julio.

A veces las voces sin sentido pueden sonar como palabras reales y los expertos dicen que el cerebro humano está programado para tratar de encontrar sentido en el ruido y las imágenes. Por eso la gente podría escuchar palabras en sonidos que podrían parecerles inapropiadas.

"El cerebro trata de encontrar un patrón, incluso cuando sólo está recibiendo ruido, y es bueno reconociendo patrones", dijo el doctor Steven Novella, un neurólogo en la Escuela de Medicina de Yale. "Una vez que el cerebro cree que encontró la mejor combinación para los ruidos, entonces eso es lo que uno cree que escucha. La claridad del discurso aumenta con múltiples exposiciones, o si te permiten saber qué es lo que tratas de buscar", como le ocurre a las personas que escuchan el juguete en internet.

El nombre técnico para ese fenómeno es "pareidolia", que es cuando se buscan significados en sonidos o imágenes que realmente no lo tienen. Esto hace que la gente vea formas en las nubes o la cara de Jesús en una tortilla.

La pareidolia ha creado confusión a lo largo de los años. En la década de 1960, el FBI investigó la versión de The Kingsmen de la canción "Louie Louie" después de que varias personas se quejaran de que la letra era obscena. La banda lo negó, pero casi nadie pudo entender lo que decían realmente las letras, incluyendo al FBI, que declaró oficialmente ininteligibles las palabras.

Un fenómeno similar podría haber contribuido a la creencia de que las bandas de rock ponían mensajes en su música que sólo se podían escuchar si sus discos se tocaban al revés.

Esto explica la teoría de la conspiración de "Paul Is Dead", que dice que supuestamente los Beatles estaban encubriendo la muerte y reemplazo de Paul McCartney, pero dejaron pistas sobre ello en sus letras, así como otros casos que llevaron incluso a demandas contra bandas de heavy metal.

El año pasado un grupo de investigadores publicó un artículo titulado "Jesús en un pan tostado: Correlaciones neuronales y de comportamiento con la pareidolia facial". Querían investigar qué pasa en los cerebros de las personas que ven rostros saliendo del tostador y recibieron un Premio Nobel Ig, que se le otorga a científicos que hacen investigaciones inusuales, imaginativas o de importancia cuestionable.

La promoción de McDonald's continuará hasta finales de julio. La película "Minions", una precuela de "Mi villano favorito", se estrena el viernes. Posiblemente algunas personas en el cine tratarán de encontrarle sentido a los diálogos de los minions.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
85°