Seis 'Dreamers' demandan a Trump para tratar de bloquear la derogación de DACA

Seis 'Dreamers' demandan a Trump para tratar de bloquear la derogación de DACA

Seis beneficiarios del programa Deferred Action for Childhood Arrivals de California demandaron a la administración Trump por rescindir las protecciones para los inmigrantes jóvenes sin condición legal.

En la demanda de 46 páginas presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en San Francisco justo después de la medianoche, los llamados Dreamers declararon que la decisión de Trump de eliminar gradualmente el programa DACA durante los próximos seis meses "estaba motivada por un prejuicio inconstitucional contra mexicanos y latinos".

El programa federal DACA protege de la deportación a casi 800.000 inmigrantes que fueron traídos ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños, proporcionando a los beneficiarios permisos de trabajo renovables cada dos años.

Los Soñadores sostienen que el gobierno, al pedir a los solicitantes del programa que se identificaran y se sometieran a controles de antecedentes a cambio de protección para vivir y trabajar en los Estados Unidos, los engaño.

"El programa DACA me ha significado no vivir con miedo, y la oportunidad de graduarme de la escuela de leyes y construir un negocio", dijo Dulce García, una de las demandantes, en un comunicado. "Y a pesar de la opción cruel de la administración para terminar con DACA, sabemos que nuestro sueño americano no debería tener una fecha de caducidad".

García, una abogada de San Diego, fue traída a Estados Unidos desde México cuando tenía 4 años, según la demanda.

Los otros demandantes incluyen a dos profesores de educación secundaria, un estudiante de medicina de UC San Francisco que está trabajando en un grado de salud pública de Harvard, y un candidato de doctorado en psicología clínica del Fuller Theological Seminary en Pasadena. Cinco de los demandantes, de acuerdo con el documento, fueron traídos a Estados Unidos de México entre las edades de 1 y 6 años, mientras que otro fue traído a Estados Unidos desde de Tailandia a los 9 años.

Viridiana Chabolla Mendoza, una de las demandantes, fue traída a Estados Unidos desde México cuando tenía 2 años. Ahora tiene 26 años y es estudiante de primer año en la Universidad de California en Irvine. En 2012, fue aceptada en el programa DACA durante su último año en Pomona College, donde obtuvo su licenciatura, y por lo tanto, fue capaz de trabajar en dos bufetes de abogados, mientras ahorraba dinero para estudiar en la escuela de derecho.

Chabolla Mendoza, que creció en el este de Los Ángeles, dijo que sólo conoce a México a través de las historias de sus familiares sobre el tema. Ella ha querido ser abogada desde que era una niña.

"Cuando muy  pequeña, mi abuelo me decía que los abogados eran capaces de pelear con palabras", dijo. "No soy una persona agresiva, por el contrario, soy una persona pacífica. Pero puedo escribir. Puedo discutir”.

Chabolla Mendoza fue sólo unos días de su primer año de la escuela de derecho cuando el procurador general de justicia de Estados Unidos,  Jeff Sessions anunció el 5 de septiembre que el programa  DACA se eliminaría gradualmente. Estaba caminando a la clase mientras veía en un video en directo desde su teléfono, las palabras de Sessions.

"Honestamente, esto es algo que he estado temiendo desde la elección", dijo. "En mi mente, he tratado de mantener un estado de ánimo positivo, que estaremos bien y que presionaremos por una reforma migratoria más amplia. Una vez que comenzaron correr los rumores más concretos sobre la derogación de DACA, comencé a sentirme realmente ansiosa por la situación... pero sabía que mi siguiente acción sería luchar".

La demanda de los Soñadores dice que cuando el DACA fue lanzado por primera vez en 2012, el gobierno lo promovió vigorosamente, alentando a los jóvenes -muchos de los cuales estaban escépticos de proporcionar su información- a solicitar el programa y asegurando que la información que proporcionaban sobre ellos mismos o sobre los miembros de la familia no se utilizaría para fines de inmigración, en ausencia de circunstancias especiales.

Los Soñadores dicen que con la información personal proporcionada al gobierno federal ya no están protegidos, y que los beneficiarios de DACA "enfrentan el riesgo inminente" de que la información pueda ser usada contra ellos en cualquier momento, sin previo aviso.

La demanda alega que Trump puso fin al programa, debido a la animadversión que tiene hacia los latinos, especialmente los de México, que componen la gran mayoría de los solicitantes de DACA.

Tal motivación, alega la demanda, viola las garantías constitucionales de igualdad ante la ley. Las declaraciones y acciones de Trump reflejan un patrón de parcialidad contra los mexicanos y los latinos ", dice la demanda.

El documento hace referencia a la afirmación de Trump el año pasado, de que un juez federal que presidía una demanda contra la Universidad Trump, estaba sesgado porque era latino, así como su perdón el mes pasado de Joe Arpaio, el ex sheriff de Arizona que había sido condenado por desacato penal por desafiar a un orden judicial para poner fin al perfil racial contra los latinos.

 La demanda también cita numerosos tweets del presidente, incluyendo los que hacen referencia a "bebés ancla" y otros en los que afirma que "drogadictos, traficantes de drogas, violadores y asesinos están atravesando la frontera sur".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°