Obama fue llamado para servir como jurado en la corte, aunque fue eliminado poco después

Obama fue llamado para servir como jurado en la corte, aunque fue eliminado poco después

Ganó dos elecciones presidenciales y un Premio Nobel de la Paz, pero el miércoles el ex líder del mundo libre realizó lo impensable: hizo que el jurado del condado de Cook se entusiasmara.

Barack Obama, quien finalmente no fue elegido para formar parte de un jurado, salió de un SUV negro en un estacionamiento seguro debajo del Daley Center alrededor de las 10 a.m. del miércoles. Luego, acompañado por su asistente del Servicio Secreto, Obama montó en un elevador privado reservado para los jueces hasta el piso 17, donde fue recibido por el juez principal Timothy Evans.

Salió sonriendo como cuando estaba en campaña, estrechándo manos mientras se abría paso hacia el salón de actos del jurado. "Esto se parece a Chicago", dijo Obama riendo después de inspeccionar la sala llena de filas de sillas de plástico negro, de acuerdo con uno de los miembros del jurado.

Los Obama poseen una casa en el vecindario de Kenwood en South Side, de donde Obama fue seguido por una cuadrilla de reporteros hasta el Daley Center

Su aparición en el Daley Center se produjo cuando otra celebridad de Chicago, Chance the Rapper, testificó al otro lado de la calle en una audiencia presupuestaria del Ayuntamiento, denunciando los planes de la ciudad para construir una nueva academia de policía de $ 95 millones.

Un guardia de seguridad en el tribunal advirtió a un grupo de fotógrafos de noticias, reporteros, personal del juzgado y abogados que no podían tomar fotografías en la sala, pero todas conversaciones se suspendieron una vez que la multitud vislumbró a Obama adentro. La multitud corrió y presionó contra las puertas de vidrio mientras todos trataban de sacar una foto.

"¡Es hermoso!", exclamó la secretaria de la corte Sonal Joshi, quien brevemente subió las escaleras y vio a Obama antes de regresar a su puesto en el piso inferior del edificio.

En el otro lado de las puertas, muchos de los otros aspirantes a jurado -168 en total- estaban casi desmayados, aplaudiendo al ex presidente mientras le daban la mano y firmaba copias de su libro que habían traído consigo.

 

Sacaron sus teléfonos para tomar fotos y videos. Obama se vio obligado, según Evans, pero se negó a posar, como lo había hecho el ex presidente George W. Bush hace unos años, con posibles jurados tomando autofotos.

Kelly Bulik, de 48 años, del vecindario de West Ridge en Chicago, se sintió como un "pedazo de mantequilla derretida" mientras estrechaba la mano de Obama. Otra posible miembro del jurado, Molly Miernicki, de 23 años, de un suburbio de Tinley Park, dijo que su familia había bromeado durante semanas diciéndole que terminaría en un jurado con Obama, pero luego se encontró esperando con anticipación con otros miembros del jurado a que llegara el ex presidente.

"Tengo que decir que fue una gran experiencia", dijo Miernicki acerca de su breve deber como jurado.

Obama finalmente encontró un asiento y vio un antiguo video de entrenamiento para ser jurado,  presentado por Lester Holt, quien hace tiempo fue presentador de noticias locales antes de llegar a la gran sillade  "NBC Nightly News".

El ex presidente luego se retiró a la sala de un juez, los funcionarios no dijeron qué juez, en el piso 17 para trabajar mientras esperaba. Una portavoz luego publicó una declaración diciendo que "el presidente Obama cree que la oficina más importante en nuestra democracia es la del ciudadano, y considera que el ser parte de un jurado es una obligación central de la ciudadanía".

Evans dijo que le presentó al ex presidente cartas de jóvenes detenidos en espera de juicio por cargos criminales, que le servirán como material para cuando hable el próximo año en el Centro de Detención Temporal Juvenil.

Aproximadamente una hora más tarde y antes del almuerzo, Evans dijo a los periodistas que Obama no había sido seleccionado para formar parte de un jurado. Obama fue asignado a uno de los 16 paneles, según un portavoz del juez en jefe. Ocho de esos paneles fueron seleccionados al azar para servir como posibles jurados de prueba y el resto, incluido el Panel 6 de Obama, fueron enviados a casa porque no eran necesarios.

Al igual que los otros jurados, a Obama se le enviará un cheque por $ 17.20. Una portavoz dijo que el ex presidente devolverá el dinero al condado de Cook. Y, al igual que los otros miembros del jurado que fueron derogados, Obama será eliminado del servicio de jurado durante al menos un año antes de ser reasignado al grupo de jurados potenciales que son seleccionados al azar.

"No conozco a nadie que reciba una citación de mi parte y me dice 'oh genial, puedo servir como jurado'", bromeó Evans. "Espero que puedan ver que ... si el ex presidente de los Estados Unidos se toma su tiempo para venir, cualquiera debería estar dispuesto a hacerlo”.

pleto las deliberaciones, incluso si no quiere".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°