La habitación 32135 de Mandalay Bay nunca tendrá otro huésped. Estos son otros sitios de asesinatos masivos

La habitación 32135 de Mandalay Bay nunca tendrá otro huésped. Esto es lo que le ha sucedido a otros sitios

¿Qué se debería hacer con los sitios donde han ocurrido asesinatos masivos?

Para algunas familias afligidas, derribar un edificio y reemplazarlo con un monumento es una buena opción.. En otros casos, las personas prefieren no dejar ningún indicio de que ahí ha ocurrido algo.

MGM Resorts anunció el viernes que no planea volver alquilar la habitación 32135 en el Mandalay Bay Resort and Casino, la suite desde la que Stephen Paddock mató a tiros a 58 personas e hirió a más de 500. La compañía no dijo lo que planea hacer con la habitación.

Esto es lo que se ha hecho con otros sitios:

Club nocturno Pulse, Orlando, Florida.

En mayo, el dueño del club nocturno, que era conocido como un espacio seguro para la comunidad LGBTQ de la ciudad hasta que Omar Mateen mató a 49 personas allí el 12 de junio de 2016, anunció planes para convertir el club en un monumento conmemorativo.

La propietaria, Barbara Poma, dijo que planea abrir un nuevo pulso en una ubicación diferente.

Poma espera que el monumento, que incluirá un museo, sea un espacio donde los sobrevivientes puedan honrar a sus muertos.

 

McDonald's, San Ysidro, Calif.

Dos meses después de que Oliver Huberty mató a 21 personas e hirió a 15 personas el 18 de julio de 1984, la corporación de comida rápida demolió el restaurante.

La compañía luego donó el sitio a San Diego, por lo que los funcionarios de la ciudad podrían decidir qué hacer con el lote.

Hoy, un monumento en honor a las víctimas de la masacre se encuentra en su lugar. En el aniversario del tiroteo, los amigos y las familias de las víctimas adornan el sitio con flores.

Virginia Tech, Blacksburg, Va.

Los administradores universitarios tardaron años en determinar qué hacer con todos los edificios y salas donde Seung Hui Cho mató a 27 estudiantes y cinco maestros el 16 de abril de 2007.

El edificio donde ocurrieron la mayoría de las muertes, Norris Hall, recibió una inversión de $ 800,000 para su renovación  y fue reabierto en 2009, el segundo aniversario de la masacre. La facultad decidió no utilizar ese espacio como aulas. El área es ahora un espacio de estudio sin indicación visible de su historia.

West Ambler Johnston Hall, el dormitorio donde los dos primeros estudiantes fueron asesinados, fue renovado y renombrado como  "colegio residencial" y reabierto en el otoño de 2012.

Los funcionarios escolares establecieron un monumento a las víctimas en otro lugar del campus.

Escuela primaria de Sandy Hook, Newtown, Conec.

En 2013, las autoridades escolares decidieron demoler el edificio donde Adam Lanza mató a 20 niños y seis miembros del personal académico el 14 de diciembre del año anterior.

Después de mucho debate, los funcionarios acordaron construir una nueva escuela en el mismo sitio. Mientras tanto, los estudiantes fueron trasladados a un edificio temporal cercano.

En 2016, el edificio fue terminado. La nueva escuela de 86,000 pies cuadrados tuvo un costo de $ 50 millones y puede acomodar a 400 estudiantes desde preescolar hasta cuarto grado.

Para garantizar un espacio tranquilo, seguro y acogedor, sus diseñadores incluyen ventanas resistentes a impactos de bala y cámaras de video para monitorear el entorno.

No hay en la nueva escuela un monumento conmemorativo.

Escuela secundaria de Columbine, Littleton, Colo.

Se hizo mucho daño a la escuela donde los pistoleros  Eric Harris y Dylan Klebold mataron a 13 personas e hirieron a más de 20 antes de quitarse la vida el 20 de abril de 1999.

Las balas perforaron el marco de la ventana del departamento de atletismo, la sangre manchó las alfombras en las escaleras y en los pasillos. Las balas incluso perforaron el techo.

La escuela se sometió a una renovación multimillonaria en el verano después de la masacre. Trabajadores de la construcción quitaron paredes y  techos dañados y reemplazaron los pisos del pasillo y las escaleras con baldosas nuevas.

La sala de ciencias donde murió un maestro fue destruida y completamente remodelada. La biblioteca, donde se produjo la mayoría de los homicidios, fue reemplazada por un atrio.

El techo presenta un mural de nubes y árboles de hoja perenne que fue pintado por Virginia Wright-Frierson.

En 2000, se dedicó una nueva biblioteca llamada HOPE Columbine Memorial Library a las víctimas.

Century 16 cine, Aurora, Colo.

Después del tiroteo del 20 de julio de 2012, en el que James Holmes mató a 12 personas e hirió a 58, los funcionarios municipales realizaron una encuesta en línea y encontraron que la mayoría de los residentes querían que se reabriera el teatro.

Pero la decisión fue controvertida, ya que no todos estuvieron de acuerdo. Pronto comenzó una renovación.

Se introdujo una pantalla más grande en el Teatro 9, el auditorio donde se realizó el tiroteo y se redujo el número de asientos disponibles. El teatro también cambio su nombre a Century Aurora 16.

Los auditorios ahora se identifican con letras en lugar de números. Seis meses después de la masacre, el teatro celebró una ceremonia para las víctimas y sus familias, así como para los primeros en responder.

Los funcionarios de la ciudad y el gobernador John Hickenlooper hicieron declaraciones. Después, la gente se reunió en el interior del teatro donde se produjo el tiroteo para ver la película "El hobbit: un viaje inesperado".

El teatro volvió a abrir al público una semana más tarde.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°