Jesús Campos, el guardia de seguridad de Las Vegas herido antes de la masacre, parece haber desaparecido

Jesús Campos, el guardia de seguridad de Las Vegas herido antes de la masacre, parece haber desaparecido

La historia parecía clara: el guardia de seguridad desarmado se acercó a la habitación de Stephen Paddock en el piso 32 del Mandalay Bay Resort and Casino, distrajo al pistolero y eso ayudo a salvar vidas.

Con una herida de bala en la pierna, ayudó a señalar a los oficiales  la ubicación del pistolero y se quedó para evacuar a los huéspedes del hotel.

Fue aclamado como héroe por muchos, incluso cuando la historia cambió. Dos veces.

Ahora, el hombre que muchos quieren honrar y que puede ayudar a aclarar la línea de tiempo del tiroteo ha desaparecido de la vista pública, a menos de dos semanas de la masacre del 1 de octubre, que dejó 58 personas muertas y más de 500 heridas.

David Hickey, presidente del sindicato de Seguridad, Policía y Bomberos de América, dijo que habían pasado cuatro días desde la última vez que vio a Jesús Campos.

"No hemos tenido contacto con él... Claramente, alguien sabe dónde está ", dijo.

Hickey dijo que estuvo con Campos el jueves, coordinando una serie de entrevistas que el guardia tenía programado dar sobre el ataque.

Campos tendría apariciones en el show de Sean Hannity en Fox, así como en programas de noticias en CNN, CBS, ABC y NBC. Campos se hospedaba en una suite en un hotel de Las Vegas, dijo Hickey.

Hickey dijo que asistía a una reunión con representantes de MGM en una habitación de la suite mientras Campos esperaba con un guardia de seguridad contratado por MGM y otro miembro del sindicato en la sala de estar.

Cuando la reunión terminó alrededor de las 2 p.m., Hickey dijo que Campos ya no estaba en la sala.

"Cuando me puse en contacto con el otro miembro del sindicato, me dijeron que Campos fue llevado a la clínica de salud Quick Care", dijo Hickey. Más tarde se informó que Campos había cancelado las entrevistas.

Desde que Paddock abrió fuego contra los asistentes  a un festival de música country a un costado del Mandalay Bay, el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas cambió su versión de las cosas en más de una ocasión.

Inicialmente, los investigadores dijeron que Campos recibió un disparo después de que Paddock abriera fuego en el concierto del festival Route 91 Harvest.

Luego, el sheriff Joseph Lombardo dijo que Campos recibió un disparo a las 9:59 p.m., seis minutos antes de que comenzara el concierto. Finalmente, en una breve conferencia de prensa el viernes pasado, dijo que Campos recibió el disparo a las 10:05 p.m.

La revisión de los hechos de Lombardo el viernes, se realizó un día después de que MGM Resorts, propietaria de Mandalay Bay, disputara la cronología de los hechis presentada por el Departamento.

En un comunicado, MGM dijo que  a las 9:59 p.m. llego un informe del hotel que fue creado manualmente y no fue exacto. Funcionarios del casino dijeron que el hombre armado estaba disparando a los asistentes al concierto "al mismo tiempo, o 40 segundos después", que Campos informó el tiroteo a través de su radio.

Lombardo también dijo que el guardia había estado investigando el por qué la alarma de una puerta entre abierta estaba sonando en el piso 32, donde ocurrió el tiroteo. También dijo que Paddock se había registrado en el hotel el 25 de septiembre, no el 28 de septiembre, como se informó anteriormente.

La corrección plantea preguntas sobre por qué la policía tardó 12 minutos en encontrar la habitación del pistolero cuando los agentes ya estaban en el edificio y por qué estaban buscando en otras habitaciones cuando les dijeron que el pistolero estaba en el piso 32.

Según un ex guardia de seguridad de Mandalay Bay,  hay guardias armados que patrullan los pasillos del hotel y que Campos estaba usando un dispositivo para indicar su ubicacion en el casino.

El ex guardia de seguridad, que trabajó allí a principios de la década de 2000, cuestionó la declaración de Lombardo de que Campos investigaba la alarma de la puerta abierta.

"No había un sistema de alarma para las puertas abiertas cuando estuve allí", dijo, hablando bajo condición de anonimato porque no tenía permiso para debatir cuestiones de seguridad. "¿Sabes con qué frecuencia la gente tendría que llamar a los huéspedes del hotel si ese fuera el caso?"

"Siempre estuvo en medio de lo que estaba pasando", dijo una compañera de trabajo, que habló bajo la condición de anonimato debido a la preocupación de perder su trabajo. "Es humilde y encantador", agregó.

Campos vivía en un tranquilo barrio residencial en el norte de Las Vegas. El domingo por la tarde, un hombre se sentó en un camión blanco aparcado afuera de la casa donde se dice que vive. La placa de la camioneta estaba escondida con una toalla blanca. Dijo que lo habían contratado para proteger la casa e impedir que los medios de comunicación ingresaran a la propiedad. Se negó a decir quién lo había contratado.

Los vecinos  notaron la presencia del hombre hasta la semana pasada. "Iba a llamar a la policía", dijo Alejandra Andrea, una vecina que vive al otro lado de la calle. Amigos, compañeros de trabajo y vecinos que conocen a Campos lo describieron como una persona discreta.

Jaime Ruano, vecino de Campos, también se preguntaba por qué aparentemente desapareció el guardia de seguridad. "Es un héroe", dijo Ruano, "y nadie sabe dónde está".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°