En una nueva táctica, contrabandistas emplean drones para ingresar metanfetaminas a San Diego desde México

En una nueva táctica, contrabandistas emplean drones para ingresar metanfetaminas a San Diego desde México

El zumbido de un motor cerca de las 11:30 p.m. fue el aviso.

Un avión teledirigido voló sobre la valla fronteriza, desde México hacia San Ysidro, mientras un agente de la Patrulla Fronteriza lo escuchaba y observaba. En alerta, se dirigió por radio a otros agentes para que estén al acecho de la pequeña nave.

Diez minutos más tarde, las autoridades federales habían interrumpido lo que consideraron el primer caso confirmado de contrabando de drogas mediante drones en el condado de San Diego.

A última hora de la noche del 8 de agosto pasado, las autoridades arrestaron a un hombre que transportaba una bolsa llena de metanfetaminas; más de 13 libras, valuadas en  cerca de $46,000 dólares. Los agentes hallaron el avión escondido debajo de un arbusto cerca de Servando Avenue y Valentino Street, afirmaron el pasado viernes.

“Se trata de un nuevo método que estamos viendo”, afirmó Mark Endicott, agente supervisor de la Patrulla Fronteriza. “Hemos tenido éxito cuando se trata de atrapar a contrabandistas de seres humanos y de narcóticos. Por lo tanto, las organizaciones transnacionales están buscando ahora otras maneras de ingresar sus productos al país”.

Después de su arresto en San Ysidro, la semana pasada, José Edwin Rivera, de 25 años, le dijo a los investigadores que había contrabandeado drogas mediante aviones no tripulados desde México hacia los EE.UU. cinco o seis veces desde marzo último, conforme una denuncia presentada en la corte federal de San Diego el 9 de agosto. Rivera aseveró que a menudo le transfería los narcóticos a un hombre en una gasolinera de San Ysidro, quien le pagaba $1,000 por la entrega.

La denuncia sostiene que Rivera declaró ante un agente de la Patrulla Fronteriza y otro de Seguridad Nacional que, normalmente, se comunicaba con contactos en México para obtener instrucciones, después de recuperar el dron y las sustancias. Eso esperaba hacer precisamente el 8 de agosto pasado, cuando fue interrumpido por su arresto.

Rivera permanece en una cárcel, acusado de importar una sustancia controlada. El hombre se ha declarado inocente.

Si bien el arresto por el contrabando mediante un dron es el primero en el condado de San Diego, un caso de 2015 en el condado Imperial fue el primero en la región suroeste en involucrar un vehículo aéreo no tripulado. En él, dos hombres se declararon culpables de enviar por aire 30 libras de marihuana a través de la frontera con Caléxico.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
50°