Habla por primera vez el autor del atentado al maratón de Boston

Lo siento por las vidas que costó, por el sufrimiento que causé, dijo Tsarnaev

Al hablar por primera vez en público acerca de los explosivos que él y su hermano colocaron en la línea de meta en el maratón de Boston hace dos años, Dzhokhar Tsarnaev se disculpó por las detonaciones y por las víctimas que ocasionó  en el peor atentado terrorista sufrido en Estados Unidos, desde el 11 de septiembre del 2001.

"Lo siento por las vidas que costó, por el sufrimiento que causé, por los daños que he hecho, por el irreparable daño que hice”.

Con una voz suave, apenas audible, y

Con una voz suave y apenas audible, en la que se notaba un gran nerviosismo luego de que fue dada a conocer su sentencia forma, Tsarnaev le dio las gracias a su equipo legal de defensa y se dirigió a los sobrevivientes y familiares de las víctimas, quienes habían hablado momento antes durante la audiencia de sentencia.

Tsarnaev y su hermano mayor, Tamerlan, detonaron dos ollas de presión con bombas en su interior en la línea de meta del maratón en abril del 2013, matando a tres personas e hiriendo a más  de 260.Tamerlan Tsarnaev fue muerto varios días después, luego de una intensa cacería humana. Tsarnaev dijo que pusieron las bombas influidos por sus creencias islámicas extremistas y que habían hecho el ataque en respuesta a la presencia militar de Estados Unidos en Irak y Afganistán.

Las palabras del miércoles representaron un cambio en la conducta de Tsarnaev durante el juicio, e incluso un día antes, cuando no mostró ningún tipo de emoción durante los testimonios de las víctimas y la exhibición de fotografías y videos de las explosiones.

“También le pido a Alá que tenga misericordia de mi, de mi hermano y de mi familia y le pido a Alá que extienda su piedad hasta las víctimas y sus familias”, dijo Tsarnaev.

Las familias de las víctimas, al hacer uso de la palabra, expresaron los graves daños que sufrieron.

Tsarnaev, quien era nombrado sólo como el acusado, permaneció en silencio y como si estuviera ausente. No dio señales de que estuviera escuchando a los corredores o a las víctimas.

Una mujer comentó que había tenido mucho miedo y que durante mucho tiempo no había podido dormir, sin embargo, aseguró que había perdonado a Tsarnaev.

Otra de las víctimas expresó  su ira. Elizabeth Bourgault, quien corrió en el maratón, dijo a los que estaban reunidos: “El acusado va a morir por lo que hizo, cual sea el Dios en el que el acusado crea, seguramente no le dará  la bienvenida”.

Un miembro de la fiscalía  tuvo que sostener a Liz Norton, cuyos dos hijos resultaron gravemente heridos. “Cómo es posible que alguien haya podido albergar tanta maldad y tanto odio”, preguntó a Tsarnaev.

Jennifer Maybury, cuyo sobrino perdió las dos piernas le dijo: “Ese día cambiaste el rumbo y la historia de toda una familia”.

Un jurado federal votó el mes pasado que Tsarnaev, de 21 años, debía morir. El miércoles, un juez lo sentenció formalmente a seis penas capitales y 10 cadenas perpetuas, sin posibilidad de salir bajo fianza.

En el sistema de justicia federal, de manera automática existe el recurso de la apelación cuando hay una sentencia a muerte. Tsarnaev será trasladado a una cárcel federal en Terre Haute, Indiana, donde será  el preso más joven esperando la muerte.

La última ejecución federal fue llevada a cabo hace 12 años, cuando Louis Jones Jr., un soldado con numerosas condecoraciones, fue ejecutado por el secuestro y asesinato de una mujer.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
69°